‘La llegada (Arrival)’ [Denis Villeneuve, 2016]

 

arrival_poster

 


Sinopsis

 

Doce gigantescas naves espaciales han aparecido simultáneamente en doce puntos distintos del planeta. En Estados Unidos, el ejercito recluta a la lingüista Lousie Banks y al físico teórico Ian Donnelly, que deberán trabajar a contrarreloj para encontrar la forma de comunicarse con los visitantes.

 

Comentarios

 

A priori esta película parece no prometer nada nuevo si nos fijamos en su premisa: la visita de una civilización extraterrestre a la Tierra. El “primer contacto” con alienígenas es algo que se ha tratado extensamente en la ciencia ficción, así que como punto de partida parece arriesgado. Los hemos visto de todo tipo: visitándonos físicamente con fines pacíficos (‘Encuentros en la tercera fase (1977), ‘Ultimátum a la Tierra (1951),…) o no tan amistosos (‘Independence Day’ (1996), ‘El juego de Ender’ (2013),…); Ellos infiltrados entre nosotros, como en ‘La guerra de los mundos’ (1953), ‘La invasión de los ladrones de cuerpos’ (1956), ‘Están vivos’ (1988), …;  O en alguna rara ocasión incluso somos nosotros quienes vamos en su búsqueda (tras recibir una “llamada”) como sucede en ‘Contact’ (1997), ‘Interstellar’ (2014) o ‘2001: Una odisea del espacio’ (1968). No es ningún spoiler decir que en el caso de La llegada los alienígenas se presentan físicamente en nuestro planeta, aunque si su visita es amistosa o no es precisamente el misterio que se mantiene durante toda la película hasta el mismo final.

SPOILER (selecciona el texto entre barras para leerlo): // Finalmente acaban siendo de los amistosos, con un argumento similar al de ‘Ultimátum a la Tierra’ pero con motivos un poco más egoístas. En las dos películas se anima a la humanidad a colaborar y olvidar las diferencias entre países, que resultan absurdas desde la perspectiva de lo que realmente somos, un pequeño punto azul pálido. Pero mientras que en ‘Ultimátum…’ nos instaban a ello por nuestro propio bien, en el caso de La llegada lo hacen para permitirnos poder ayudarles nosotros a ellos en el futuro, algo que ya saben les hará falta. //

 

El primer contacto

Antes de empezar a reflexionar sobre cómo la humanidad debería afrontar un primer contacto si una nave extraterrestre llegara a la Tierra, creo que se merece una mención especial el riguroso trabajo mostrado en el documental ‘The visit’ (2015). En él se analizan diferentes cuestiones que deberíamos tener en cuenta y distintas acciones que deberíamos tomar, desde cómo gestionar la información que se hace llegar a los ciudadanos hasta la forma correcta de estudiarlos y de establecer las comunicaciones con ellos. Incluso puede que haya habido una cierta influencia del documental en la película. Por ejemplo los trajes de aislamiento son idénticos, puede que como homenaje, o porque sencillamente así es como probablemente serían en un caso real.

 

Arrival_4

 

Aunque cualquier apunte acerca de la visita de unos extraterrestres está por supuesto basado en la pura especulación, es cierto que se pueden sacar algunas conclusiones generales. Por ejemplo, es generalmente aceptado que de visitarnos unos alienígenas, estos deben estar mucho más avanzados que nosotros tecnológicamente. Esto es así porque las distancias necesarias para viajar entre estrellas son demasiado grandes como para que una civilización pueda saber de nosotros y presentarse aquí en un tiempo razonable (digamos… antes de que los humanos dejemos de existir), incluso viajando a la velocidad de la luz. Además desde un punto de vista cosmológico, llevamos muy poco tiempo por aquí, y menos tiempo aún “dándonos a conocer” enviando señales al espacio. Por eso generalmente se supone que la tecnología extraterrestre está mucho más avanzada que la nuestra, y en particular que tienen medios para viajar a velocidades mayores que la de la luz.

Una vez las naves llegan a la Tierra, podríamos simplemente ir y golpear la puerta para que nos dejen echar un vistazo. Pero seguramente sea más prudente intentar obtener cierta información a distancia. Por ejemplo, se podría detectar si la nave emite algún tipo de señal electromagnética. Sorprendentemente en la película se dice que no emite ningún tipo de radiación, lo que, dicho así en general, me parece extraño. Una cosa es que no emita señales artificiales, y otra que no emita ninguna radiación, cuando el hecho de poder ver la nave y de que esté a una cierta temperatura ya es suficiente para afirmar que de ahí sale radiación. Otro punto sorprendente es que no sepan de qué material está hecha. Pueden ser compuestos desconocidos, pero los elementos de los que está compuesta cualquier substancia son los de la tabla periódica, y aunque podamos suponerla incompleta, los elementos más abundantes en el universo ya han sido descubiertos. Así que veo improbable que la nave esté compuesta por elementos químicos desconocidos.

También puede especularse acerca de la biología de esos alienígenas. Aunque no es fácil proponer una morfología sin usar animales terrestres como patrón, sí podría asumirse que deben ser entidades complejas. La hipótesis de complejidad es necesaria porque está ligada a la inteligencia, y es de suponer que son inteligentes si tienen tecnología como para visitarnos. Esa complejidad puede explicarse de la misma forma que lo hacemos con las especies de la Tierra: pueden ser el resultado de algún proceso evolutivo. Suponiendo que la evolución por selección natural sea universal (pueda suceder en cualquier otra parte además de en nuestro planeta), sean como sean los extraterrestres, son el producto de un proceso evolutivo desde formas más simples, y están adaptados a su entorno (sea el que sea) para su supervivencia (o la de sus “genes”, el agente replicante que sea que codifique la forma de crear nuevos individuos).

SPOILER (selecciona el texto entre barras para leerlo): // A menudo en la ciencia ficción los extraterrestres son antropomorfos (caminan erguidos, tienen dos brazos y dos piernas, una cabeza, dos ojos…etc.). Esa forma no es ni siquiera común aquí en la Tierra, es difícil de imaginar que lo sea en el resto del universo. Si tienen que parecerse a algún animal terrestre, me gusta más cuando las especies no son “recientes” evolutivamente hablando (por ejemplo, los mamíferos, aves y reptiles aparecieron más tarde que los moluscos). En La llegada se ha optado por una forma de cefalópodo, como pulpos pero con siete tentáculos en lugar de ocho (heptápodos). Utilizan una tinta como la que podría salir de un pulpo para crear figuras en la densa atmósfera y así comunicarse. Además también podría explicarse su gran tamaño debido a que la gravedad en su planeta de origen en inferior a la de la Tierra. //

 

Arrival_1

 

El lenguaje como centro

Tras producirse el primer contacto siempre surgen las mismas preguntas: ¿Qué intenciones tienen los extraterrestres? ¿Son exploradores o conquistadores? En definitiva, existe el instinto de autoconservación tanto en los humanos como (presuntamente) en los extraterrestres, y eso nos lleva a preguntarnos mutuamente si el otro es hostil o amistoso. Por lo tanto la necesidad de comunicarnos estas ideas es prioritario, así como la de descubrir cómo realizar dicha comunicación (*).

Como el lenguaje no deja de ser un código de símbolos que ambas partes deben conocer, en la ciencia ficción se suele usar algo que sea universal, y por tanto compartido por extraterrestres y humanos. Un recurso común son las matemáticas. En Contact las señales recibidas corresponden a secuencias de ecuaciones simples, números primos, etc… También puede usarse la física como en Interstellar, en donde una anomalía gravitatoria transmite el mensaje de unas coordenadas. O la química, como en un episodio de Stargate donde el lenguaje compartido son los elementos de la tabla periódica. En La llegada se utiliza un enfoque algo distinto. En lugar de encontrar un punto en común basado en la física o las matemáticas, se utilizan las ideas universales de la lingüística. Es un proceso de aprendizaje mutuo, en el cada uno descubre el idioma del otro. Por ejemplo, nosotros descubrimos que sus símbolos y las partes que los componen no están correlacionados con los sonidos que emiten. Se estudian los símbolos circulares de los visitantes y ellos las palabras simples humanas, en un proceso de aprendizaje mutuo que es lento pero eficaz, y que está basado en la ciencia del lenguaje y no en las ciencias naturales.

SPOILER (selecciona el texto entre barras para leerlo): // La razón por la que el lenguaje es el tema central no es únicamente porque sea lo que permite la comunicación entre extraterrestres y humanos. La historia añade un hecho extraordinario acerca de cómo afecta el lenguaje a nuestra forma de percibir la “realidad” del tiempo. Gracias al lenguaje alienígena, la protagonista es capaz de percibir el tiempo de una forma distinta, y así recordar sucesos futuros. Por supuesto es un hecho extraordinario que no está basado en la ciencia (aunque se mencione la teoría según la cual el lenguaje cambia nuestra percepción). Pero no por ello deja de ser ciencia ficción. //

Esta película es pura ciencia ficción porque, como en toda buena historia del género, el foco está en la búsqueda del conocimiento y el sentido de maravilla ante lo desconocido.  Los personajes están motivados por su curiosidad innata, y utilizan la ciencia y la tecnología a su alcance para resolver el problema (en este caso, aprender a comunicarse con los extraterrestres).

 

Arrival_3

 

Además de considerarla un buen ejemplo de ciencia ficción (que en mi criterio no depende de si lo que sucede es posible o no), aborda de forma original un tema muy visto, combinando perfectamente la dimensión personal de la protagonista con la dimensión universal que supone un evento de estas características (que al fin y al cabo afectan a toda la humanidad). La película logra un equilibrio muy bueno en este sentido, con un estilo que no promete espectacularidad visual ni acción como en otras de argumento similar, pero que tampoco lo necesita. La mejor película de ciencia ficción del 2016.   

  

 

Valoración: 8/10

Más información: Imdb

 

(*) Que el primer paso deba ser la comunicación puede parecer trivial desde nuestro punto de vista, pero dado que somos a priori menos inteligentes que los visitantes, los extraterrestres pueden ver al humano como un ser muy inferior, y con el que no merece la pena ni siquiera intentar la comunicación. Para ilustrar esto podemos pensar en un joven Charles Darwin desembarcando en una isla del pacífico y estudiando las especies de lagartos, tortugas y pinzones. Los estudia, analiza, e incluso captura algunos especímenes que diseca para conservarlos. Pero no nos imaginamos a Darwin intentando comunicarse con esos animales, que considera (acertadamente) incapaces intelectualmente de mantener una conversación. ¿Por qué los alienígenas pensarían diferente acerca de nosotros?


Para más críticas de libros o cine de ciencia ficción visita la colección: Sobre la Ciencia Ficción

2 comentarios

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com:     Sinopsis   Doce gigantescas naves espaciales han aparecido simultáneamente en doce puntos distintos del planeta. En Estados Unidos, el ejercito recluta a la lingüista Lousie Banks y al físico teórico Ian Donnelly, que deb..…

  2. […] las ideas científicas. Pero sin duda la película de ciencia ficción del año para mí ha sido La llegada (2016), una propuesta original de una temática a priori muy utilizada en el género y con la que […]

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: