‘Criptonomicón’ [Neal Stephenson, 1999]

 

cryptonomicon-cover

 


Sinopsis

A comienzos de la Segunda Guerra Mundial el joven matemático Lawrence Pritchard Waterhouse es asignado al departamento 2702, dedicado a la decodificación de mensajes nazis encriptados. En el futuro, su nieto Randy funda una empresa dedicada al refugio de datos basados en la encriptación. Sus historias se entrecruzarán a medida que Randy investigue los entresijos del Departamento y la existencia de un misterioso tesoro escondido en Filipinas durante la guerra.

 


Comentarios

 

Mi experiencia anterior con este autor fue Anatema, y si algo me sorprendió de aquella novela fue que inequívocamente debía estar clasificada como ciencia ficción dura por el nivel de detalle en las referencias científicas. Tanto es así que me llegó a resultar tediosa por el nivel de concentración exigida. En resumen, no fue una lectura ligera y en algunos casos parecía más un libro de texto que una novela. En mi opinión Criptonomicón (que fue escrita antes de Anatema) no exige el mismo nivel de concentración y es más ligera en comparación, aunque por supuesto seguimos dentro de la ciencia ficción dura, y por tanto no deja de requerir un esfuerzo adicional. Puede que lo que amenizara mi lectura en este caso fuese el hecho de que el universo de la novela no es una invención completa. No estamos en un planeta distinto a la Tierra con invenciones de palabras y conceptos alejados de nuestra realidad. En cambio, el contexto de Criptonomicón es bastante real al estar ambientado en la Segunda Guerra Mundial, y eso hace que el lector ya pueda estar más o menos familiarizado con el universo de la novela antes de empezar a leer.

Es todo un arte introducir temas científicos complicados y explicarlos al detalle, más aún si se trata de algo tan abstracto como las matemáticas, de una forma que no resulte tediosa, pero sin perder rigurosidad. En ciertos momentos la novela parece un libro que podría titularse  “como aprender matemáticas/informática/criptografía con creativas metáforas”, con ejemplos que bien podrían servir de recurso para cualquier profesor universitario. Como decía, el arte es el de introducir esos ejemplos o “ejercicios” mentales sin que parezca que están ahí solo porque al autor le fascina el tema (y confía en que al lector también). El desafío está en introducirlos en la historia de forma que sea coherente con lo que el protagonista piensa o vive en ese momento de la trama. Para mí no ha sido muy sutil en su intención de introducir ciertos temas a toda costa, pero no le niego el talento de explicar ciertos conceptos, como por ejemplo el algebra modular (me parece genial la explicación de la cadena de bicicleta de Turing con eslabón roto) de una forma en la que todo el mundo pueda entenderlo. Me consta por los que saben del tema que el autor hace un uso interesante de la función Zeta de Riemann, pero me temo que mis cursos de mates en la universidad no llegaron tan lejos. Como consecuencia ciertas referencias pueden pasar desapercibidas pero la novela ofrece mucho más que lecciones de matemáticas.

 

cryptich_by_xlagartixax

“Cryptich” by xlagartixaz (source) 

 

El tema central, como sugiere título, es la criptografía. En una sola palabra se concentran conceptos que incluyen las matemáticas, los orígenes de la informática y un momento histórico tan relevante como la Segunda Guerra Mundial. La guerra no solo se libró con fusiles y bombas, sino también con información (y desinformación). En el mismo momento en que nacieron los mensajes cifrados nacieron los criptoanalistas, personas dedicadas a encontrar patrones allí donde otros solo ven ruido. Una vez conocido el código de encriptación, cualquier futuro ataque por parte del enemigo puede ser conocido de antemano, y por tanto puede prevenirse y evitarse. Es interesante el dilema moral que se plantea al no poder usar la valiosa información en todos los casos y evitar así todos los ataques. Si siempre se predijeran los ataques enemigos, el enemigo sospecharía que su código ha sido roto, y lo cambiaría por uno distinto. Por lo tanto es necesario permitir que ciertos ataques enemigos tengan éxito (con las victimas aliadas que ello implica), para poder salvar a más aliados en futuros ataques. No deja de ser impactante que, de ser ciertas esas prácticas durante la guerra, se permitieran bajas aliadas totalmente evitables, pero así es la guerra supongo…

No todo trata sobre la Segunda Guerra Mundial. La novela también explora la presencia de la criptografía en nuestros tiempos, en particular en internet. De hecho la trama va alternando entre dos épocas, la del periodo de guerra por un lado y una contemporánea (en realidad los noventa, lo que ya para nosotros es pasado). La parte más cruda de la historia es obviamente la del periodo de guerra representada por el americano Bobby Shaftoe y el japonés Goto Dengo, pertenecientes al bando aliado y al eje respectivamente.  La trama “contemporánea” de Randy tiene un tono más aventurero con la búsqueda del tesoro escondido en Filipinas, e incluso diría que más divertido. Además la numerosas referencias a la informática y la cultura geek hacen aún más atractiva esa parte de la historia. Así que la novela puede contentar tanto a los amantes de historias bélicas como a los geeks.

 

Bundesarchiv_Bild_146-2006-0188,_Verschlüsselungsgerät_-Enigma-

“Enigma” (source)

 

Lo que hace que no le ponga un 5 y se quede en un 4 sobre 5 es que para mi gusto el autor a veces se va demasiado por las ramas. Por ejemplo, cuando “hackean” un portátil interceptando las señales electromagnéticas de la circuitería desde una habitación contigua, bien podría haber explicado ese hecho simplemente explicando que ahora el hacker puede ver lo que muestra la pantalla del portátil hackeado. En lugar de eso el autor dedica el capítulo entero a explicar una historia paralela sobre el autor del portátil a raíz de unos textos que encuentra el hacker. La historia en sí no tiene relevancia (es sobre su obsesión sexual con las medias de las mujeres) y me pregunto si es realmente necesario cuando la idea de que el portátil ha sido hackeado ya ha quedado clara. Cosas como esas hacen que aún pueda resultar más tedioso.

Pero en general no pasa desapercibido a nadie que el autor se esmeró en documentarse sobre temas muy diferentes y además lo hizo en profundidad, algo más admirable si cabe cuando se trata de temas no solo históricos sino también científicos y tecnológicos. Como decía antes, es un libro recomendable para geeks y personas interesadas en la Segunda Guerra Mundial. Absténgase si directamente odia las matemáticas y no quiere saber nada de ellas. No es que se necesite un doctorado en matemáticas para disfrutarlo, pero es más interesante si además a uno le gusta esa materia. 

 

Valoración: 4/5

Más información: Goodreads (I, II, III)


Para más críticas de libros o cine de ciencia ficción visita la colección: Sobre la Ciencia Ficción

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: