‘Mentes Infinitas (Hackeando el cerebro)’ [José R. Reyes, 2010]

 

mentesinfinitas

 


Sinopsis

Alejandro Mitnick es un informático experto condenado a no acercarse a menos de diez metros de un ordenador por haber pirateado el sistema informático de la empresa Industrias RTC. Ahora trabaja en la tienda de ropa de su tía Emilia y dedica todo su tiempo a la moda. Alex recibe una llamada inesperada de la empresa que pirateó. Industrias RTC desarrolla un prototipo revolucionario que conectará el cerebro humano con circuitos informáticos hasta límites insospechados, pero debido a una amenaza informática desconocida necesitan su ayuda inminente. Kana Katsumi, que trabaja en la empresa, se reencuentra con Alex meses después de que compartieran un experiencia que todavía no han conseguido olvidar.


 

Comentarios

Una de las ventajas de publicar reseñas de libros de mi género preferido, la ciencia ficción, es que algún amable escritor te ofrezca un ejemplar de su novela para que yo deje aquí mis impresiones. Ese es el caso de ‘Mentes Infinitas’, la segunda novela de José Reyes que nos presenta un mundo en el que la informática ha roto con las barreras entre mente y ordenador.

 

Apuntes sobre la forma

Lo primero que me llamó la atención en cuanto a la forma fue el hecho ser una novela muy corta, casi más bien un relato largo (60 páginas), pero con un número alto de capítulos propio de las novelas (23 capítulos). El ratio de páginas por capítulo es más bajo de lo que suelo encontrarme, por lo que puede que la novela funcionase mejor como relato corto. No creo que una solución fuese convertirlo en una novela de longitud tradicional incluyendo más contenido porque el contenido actual me parece adecuado. No queda nada importante por contar y el arco argumental está bien desarrollado (muchas veces divagar es peor que ir al grano en la historia, en mi opinión). Lo que sí podría ser una forma de reducir el número de capítulos es fusionar algunos, y darle más forma de relato largo.

Algún que otro detalle relacionado también con la forma podrían mejorarse, como el ser demasiado explícito contando la historia en vez de mostrarla, pero en general creo que el ritmo es muy bueno y bastante rápido al final, como debe ser. Creo que está bien organizado, la historia resulta entretenida desde el principio y al sucesión de sorpresas ayudan a mantener el interés.

 

Ciencia ficción dura (pero asequible)

Dejando ya la forma, vayamos a la parte más interesante que es el contenido. Como amante del género esta historia no me ha decepcionado en lo que ha ideas científicas se refiere. Además está plagado de referencias a la cultura de la ciencia ficción y a los avances científicos. Pequeños detalles como numerar los capítulos en binario son cosas que me gusta encontrarme y es divertido. Lo que tampoco me ha parecido mal es encontrar anécdotas o detalles científicos que entorpecen demasiado el argumento, lo que no es fácil. Sobre todo es importante que la novela no parezca un documental, y que todo lo que se explique tenga que
ver directamente con la historia (no tiene sentido explicar algo por interesante que sea si no
viene a cuento). Yo personalmente no he visto problema en eso porque me gusta, pero puede
ser que alguien no interesado en la informática lo vea de forma diferente.

Para mí la ciencia ficción consiste en inventar una realidad distinta con elementos extraordinarios que se explican (dentro de la ficción) a través de la ciencia y la tecnología, independientemente de si es más o menos probable que suceda el hecho extraordinario en cuestión. Por otro lado, si directamente contradice la ciencia bien establecida, para mí ya no es ciencia ficción (se necesitaría otro universo para que una realidad así fuese posible). Por ejemplo, antes de la aviación, una novela sobre un hombre que volase sería ciencia ficción si la explicación se debe a la invención de una máquina (posible), o que de repente un día dejara de haber gravedad en la Tierra (improbable/desconocido). Aunque los dos serían ejemplos de ciencia ficción, valoraría mejor lo primero. Por último, si el hombre vuela por que tiene poderes mágicos, entonces no es ciencia ficción. Es decir que tenemos ciencia ficción (más o menos dura/más o menos probable) o fantasía (imposible).

En la novela aparecen ideas de ciencia ficción dura (consistentes con la ciencia actual), y además plausibles en un futuro cercano, por ejemplo en la creación de cyborgs, que no son más que extensiones mecánicas o electrónicas de las capacidades humanas. Un buen ejemplo son los exoesqueletos, actualmente en desarrollo.

 

Sobre la comunicación mente-ordenador

También hay ideas que no contradicen la ciencia actual pero no sé si son posibles, como el tipo de conexión ordenador-cerebro que aparece en la novela. Es una conexión en los dos sentidos: no solo el ordenador lee el cerebro, si no que el cerebro accede a información del ordenador (o a internet). Por supuesto los humanos ya podemos acceder a la información de un ordenador, pero es a través de una interfaz (pantalla, altavoz) y de nuestros sentidos (vista y oído). Lo que se sugiere en la novela es acceder a esa información como accedemos a la
información en nuestra memoria, con la misma inmediatez.

En la novela aparecen como ejemplo real el de los brazos robóticos que leen información del cerebro para moverse a voluntad de la persona, pero eso corresponde al caso de lectura humano-ordenador. En el segundo caso es el cerebro de la persona el que recibe la información (y por tanto el cerebro debe estar “cableado” de forma que entienda esa información). Sabemos cómo hacer ordenadores, porque los hacemos nosotros, para que lean señales del cerebro, pero para lo contrario necesitaríamos “hacer” el cerebro o cambiarlo (en definitiva “aprender”) para leer información de un ordenador, y creo que no sabemos tanto del cerebro para hacer eso. Pero no lo he puesto en lo imposible, sino en el “no lo sé”.

 

Sobre la analogía mente-software

El tema de copiar una mente a un ordenador es algo popular en la ciencia ficción y una idea central para los transhumanistas que desean vencer a la muerte de esa forma. Hay muchas cuestiones que se podrían debatir con respecto a este tema desde el punto de vista tecnológico, neurológico y filosófico incluso. Por desgracia no soy nada experto en esos temas, aunque sé que hay mucha literatura sobre esto.

El traspaso de mente del cerebro al ordenador que aparece en la novela es ideal, en el sentido de que todo lo que identifica a la persona (le hace ser ella) continúa existiendo en la máquina: su consciencia, sus recuerdos y su sentido del ‘yo’ que no se ve perturbado en el traslado. Si se tratara de una copia de un cerebro a otro lo consideraría directamente en la categoría de “imposible” porque realmente es la forma en la que están conectadas las neuronas las que hacen nuestra mente. Lo contrario sería creer que el cerebro y la mente son dos cosas independientes, la clásica idea del dualismo Platónico. En cambio que la mente tenga una explicación completamente material no sería un impedimento para la idea de copiar una mente a un ordenador. Si funcionalmente el ordenador puede ser como un cerebro, entonces sería posible.

El problema es por tanto si tecnológicamente se puede simular un cerebro en un ordenador. Yo no tengo ni idea, pero hay quien piensa que la forma en la que funciona el cerebro no es computable y no se puede reducir a un conjunto de reglas ni construirlo como una red neuronal artificial. Por otro lado, aunque se pudiera simular el cerebro, surgiría el problema filosófico de la identidad. Al hacer una copia, nuestro ‘yo’ seguiría existiendo tanto en el cuerpo como en el ordenador, ya que la consciencia emerge del cerebro y este sigue existiendo. Mientras el ‘yo’ del cuerpo vive, ¿es ese el ‘yo’ real? ¿Es alguna vez la copia de nuestra mente en el ordenador nuestro verdadero ‘yo’, sobre todo si existe otro simultáneamente? En la novela se soluciona el problema porque oportunamente el ‘yo’ que vive en el cuerpo muere, dando lugar a que solo exista un ‘yo’, el del ordenador, que damos por el auténtico.

Otro punto que me parece interesante, no solo de tu novela sino de muchas obras del género, es que no es lo mismo información que conocimiento. Una enciclopedia contiene mucha información, pero el conocimiento implica conectar esa información lógicamente. Por ejemplo,
si alguien adivina el número de la lotería, no se puede decir que “conocía” el número, aunque
sí disponía de la información correcta. Por eso cuando Alex se conecta a Escritorio tiene a su alcance muchísima información correcta, pero ¿es conocimiento? Es decir, ¿puede conectar lógicamente esa información y procesarla? Es un problema similar al de Neo cuando aprende a pilotar un helicóptero en Matrix. ¿Basta con la información de cómo pilotar un helicóptero o hace falta también el aprendizaje que da la experiencia?

Con esto creo que he acabado con les temas que me ha sugerido la novela. Ha sido un placer
leerla y pensar sobre estas cuestiones.

 

Valoración: 3/5

Más información: José Reyes | Amazon | Tráiler


Para más críticas de libros o cine de ciencia ficción visita la colección: Sobre la Ciencia Ficción

One comment

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com:     Sinopsis Alejandro Mitnick es un informático experto condenado a no acercarse a menos de diez metros de un ordenador por haber pirateado el sistema informático de la empresa Industrias RTC. Ahora trabaja en la tienda de r..…

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: