‘Naves misteriosas’ [Douglas Trumbull, 1972]

 

Naves misteriosas

 

Sinopsis

 

Una flota de naves tiene un valioso tesoro en su interior: las últimas especies de vida vegetal de la Tierra. Freeman Lowell, que trabaja en una de esas naves con tres compañeros más, lleva ocho años siendo el encargado de cuidar el bosque de su nave. Desde la Tierra les notifican que el programa ha sido cancelado, por lo que deberán destruir todos los jardines, algo que Lowell no está dispuesto a permitir.

 

Comentarios

 

Antes que nada, por si alguien se pregunta a qué viene lo de “misteriosas” del título, debo decir que no tiene ningún sentido en el argumento. Es una de esas traducciones de los títulos de las películas en España que no solo no tienen nada que ver con el título original, si no que para colmo no tienen relación con la película. Y en el póster en castellano tradujeron ‘journey’ por ‘jornada’ en vez de “viaje”, que también tiene delito. Pero bueno, no voy a escribir sobre la traducción de la película, que no es tan interesante como la película misma.

 

screenshot-lrg-16

Flota de naves-jardín

 

No me ha acabado de quedar claro por qué motivo tienen que llevarse las plantas al espacio para conservarlas. ¿No se podría haber creado algún refugio en la Tierra? A lo mejor por eso son “misteriosas” las naves. Además no viajan aquí al lado precisamente. Las naves se encuentran ni más ni menos que en Saturno. Aunque no tenga explicación de esto en el argumento, creo que si la tengo desde un punto de vista artístico. Uno de los grandes atractivos de esta película es que la dirige Douglas Trumbull, más conocido como el responsable de los efectos especiales de ‘2001: Una odisea del espacio. Es sabido que en aquella película la nave iba  allegar a Saturno en vez de a Júpiter, pero no se logró hacer los anillos de forma convincente, y por eso se cambió. Puede que ese fuese el motivo por el que el director quiso que las naves estuvieran en Saturno en esta película, solo para usar la belleza del planeta como impacto visual. Y la verdad es que si la nave estuviera siempre en el espacio sin nada más que las estrellas de fondo, esta película no sería lo mismo. La visión de Saturno desde la nave da lugar a imágenes muy buenas, y con el talento de Trumbull para la fotografía (solo hay que ver 2001) esas imágenes son de lo mejor de la película.

 

image

Saturno visto desde la nave

 

En cuanto al tema, no hay que ser un lince para ver el mensaje ecologista. Seguramente influenciado por la moda hippie de la época, Lowell viene a ser el último gran defensor de la naturaleza. El discurso del protagonista no podría ser más hippie, alabando la belleza de los animales y las plantas. Pero aunque su filosofía sea bastante razonable, e incluso actual desde el punto de vista del ecologismo (en temas medioambientales no es que hayamos ido a mejor desde los ‘70), no es tan fácil simpatizar con la forma de que tiene de defender su causa. Digamos, sin entrar en detalles para no desvelar el argumento, que lo hace de manera un tanto radical.

Esto me intriga mucho, porque no sé si el director o los guionistas tenían intención de que nos pusiéramos de parte de Lowell. Doy por hecho de que sí, porque lo lógico es que los protagonistas siempre caigan bien. Incluso la primera parte de la película en la que los compañeros de la nave abusan de él y le tratan mal creo que está hecha para que simpaticemos con Lowell. Pero por mucho que su causa sea indiscutiblemente justa, a mí me ha parecido muy difícil ponerme de su parte. Vale que es importante conservar la naturaleza, pero este hippie es un poco nazi, y a nadie le gusta un héroe que parece un psicópata.

 

screenshot-lrg-20

Nunca subestimes a un amante de las flores con una pala

 

En la segunda parte de la película, su psicosis latente (aún no sé si intencionada por los guionistas o no) se hace todavía más clara. Pero podríamos achacarlo a que se encuentra solo en la nave y a que se le mueren las plantas. Menos mal que para compensar tanta psicosis le acompañan unos simpáticos robots llamados Huey y Dewey. Sinceramente creo que son nombres horribles para robots, no porque no me gusten, sino porque tienen un problema práctico. Se pronuncian prácticamente igual (“jiwi” y “diwi”), y se supone que los robots deben responder al oír su nombre. Lo más lógico sería ponerles nombres con sonoridades diferentes para evitar errores.

Hoy en día cuando hay que hacer un robot creíble en el cine se hace por ordenador y problema resuelto, pero antes de los gráficos por ordenador había que usar o bien robots de verdad o bien disfraces. El problema con los robots de verdad es que ni siquiera hoy día se mueven con la naturalidad que nos gustaría, así que en los ‘70 menos todavía. Hay algún robot muy interesante en la película, como el que juega al billar, que sí es un verdadero robot. Pero Huey y Dewey requieren mejores movimientos, por lo que se optó por la otra opción, personas disfrazadas. ¿Qué personas podrían caber en esas cajitas tan pequeñas? Pues muy fácil, personas sin piernas. Como lo oís, así eran los actores que interpretaron a estos robotitos.

 

screenshot-lrg-33

Lowell jugando al póker con Huey y Dewey

 

Estos robots tuvieron cierta repercusión en las películas futuras. Por ejemplo en ‘La guerra de la galaxias’ (1977), R2-D2 está inspirado en ellos. Incluso el sonido que hacen es bastante parecido. Además, para los que sean fans de la saga de juego Metal Gear como yo, quizás les interese saber que le nombre de Huey en Metal Gear Solid: Peace Walker también proviene del robot de esta película.

La película tiene algunos errores clásicos como la gravedad artificial inexplicada o el sonido en el espacio. Para ser justos, hay sonido solo cuando hay explosiones, pero supongo que es irresistible no ponerle sonido a una explosión, ¿verdad? Lo que me gusta y acaba compensado esas pequeñas cosas que he ido comentado es que visualmente es muy atractiva (Trumbull sabe de lo suyo) y con un argumento simple, poco presupuesto y solo cuatro actores consiguieron algo bastante bueno. Teniendo en cuenta que solo dura unos 80 minutos, creo que merece la pena disfrutar de esta apuesta original de la ciencia ficción.

  

Valoración: 7/10

Más información: Imdb | Wikipedia


Para más críticas de libros o cine de ciencia ficción visita la colección: Sobre la Ciencia Ficción

2 comentarios

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com:     Sinopsis   Una flota de naves tiene un valioso tesoro en su interior: las últimas especies de vida vegetal de la Tierra. Freeman Lowell, que trabaja en una de esas naves con tres compañeros más, lleva ocho años siendo el ..…

  2. […] lo referente al cine este año he comentado películas como Naves misteriosas, la aventura espacial con mensaje hippie-ecologista de los 70, con fotografía digna de 2001: una […]

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: