Star Trek TNG: Transfiguraciones [3×25]

 

ST_TNG_Banner_3_25

 


Sinopsis

 

Fecha Estelar: 43957.2.

El Enterprise descubre una nave accidentada en la superficie de un planeta, con un único superviviente: un alienígena humanoide al que apodan con el nombre de John Doe. Cuando la doctora Crusher examina a John, observa que sus células se regeneran a mucha velocidad, y además su cuerpo está mutando de forma extraña. John comienza a demostrar poderes extraordinarios, y a medida que recupera la memoria, es consciente de que podría resultar un peligro para los tripulantes de la nave.

 

 


Comentarios

 

Este episodio me servirá de excusa para escribir sobre evolución, en particular sobre cómo se utiliza a veces para justificar cualquier capacidad de un ser vivo en la ciencia ficción, y de cómo su “lentitud” natural parece casi siempre impacientar a los guionistas.

 

Cada cosa a su tiempo

Algunas ciencias como la geología o la biología evolutiva estudian cambios que son solo perceptibles en lapsos de tiempo muy largos. Van a su ritmo, qué le vamos a hacer… Las placas tectónicas, que “flotan” sobre el manto terrestre, se desplazan unas respecto a otras, aunque de forma tan lenta que no lo percibimos (salvo que haya un terremoto, claro). En los seres vivos, los descendientes pueden variar ligeramente con respecto a sus progenitores, pero nunca tanto para constituir una nueva especie en una sola generación. Hacen falta muchas generaciones (y por tanto mucho tiempo) para que una especie se “convierta” en otra, o dos grupos de la misma especie acaben siendo de especies diferentes.

Lo que sucede en la ciencia ficción es que las películas y los episodios  no duran (por fortuna)millones de años. En este episodio de Star Trek presenciamos la aparición de una nueva especie en directo, y lo que es más inquietante, en un solo individuo. Es decir, no es que la especie a la que pertenece John Doe haya evolucionado en poco tiempo, lo que ya de por si es discutible, sino que cada individuo nace perteneciendo a una especie, y cuando crece se va transformando en otra. Esto obviamente no tiene nada que ver con cómo sucede realmente la evolución, pero siendo justos es verdad que no hay muchas otras formas de mostrar la aparición de una nueva especie en un periodo de tiempo tan corto como lo que dura un episodio de Star Trek.

Si en una historia de ciencia ficción se desea convertir a un individuo de una especie en algo muy distinto, y en muy poco tiempo, siempre se puede recurrir a la metamorfosis. Técnicamente, las orugas y las mariposas en las que se convierten son de la misma especie, como los renacuajos y los sapos. Este es un truco que se usa bastante en el género para producir cambios en poco tiempo, como la metamorfosis de los bichos de Alien (1979), de La Mosca (1986) o de Splice (2009), por poner unos ejemplos. Pero la evolución biológica, como algo que sucede de forma natural, ocurre mucho más lentamente. 

 

Lo que no puedan las mutaciones…

Otra cuestión muy usada en la ciencia ficción es la de mostrar capacidades asombrosas a partir de mutaciones genéticas en un individuo (o en un descendiente). Una de esas capacidades, como hemos visto, es la de generar nuevas especies a partir de dicha mutación. Realmente las mutaciones no son suficientes para la evolución: también es necesaria (incluso de forma más importante) la selección natural. Pongamos de ejemplo a los pelirrojos. Los primeros pelirrojos aparecieron hace menos de 100.000 años, debido a una mutación genética. Pero eso no constituyó una nueva especie, porque los pelirrojos pueden tener descendencia fértil con los no-pelirrojos. Si la selección natural hubiera favorecido más a los pelirrojos, quizás si se podría hablar de especiación, pero no creo que sea el caso. 

Otra de las cosas asombrosas que permiten las mutaciones en la ciencia ficción son los poderes sobrehumanos. La mayoría de las mutaciones, en realidad, o son malignas o no afectan en nada. Pero en la ficción las mutaciones y la radioactividad suele otorgar poderes extraordinarios y la mar de útiles, como en los X-Men. Que tu súper-poder sea morirte de un ‘súper-cáncer’ no es tan gracioso. El protagonista de este episodio es capaz, gracias a sus mutaciones “en tiempo real”, de curar a los enfermos. Aunque una de las consecuencias de sus mutaciones no es tan útil, pero sí mucho más graciosa:  la de encenderse como un gusiluz.

 

3_25_john

John tiene una gran luz interior

 

¿Será por eso que hay tanto ente de energía?

Ya he escrito muchas veces sobre lo difícil que debe ser inventarse un extraterrestre nuevo en casi cada episodio. Básicamente acababan cayendo en dos posibles grupos: o humanoides (humanos pero con algo distintivo, aunque sea poca cosa), o entes de energía. Lo bueno de los entes de energía es que te ahorras tener que inventarte un cuerpo, y además puedes otorgarles los poderes que quieras. En este episodio se han superado a ellos mismos haciendo un combo entre los dos tipos: primero John es un humanoide con un pequeño distintivo (las marcas de la nariz), y luego ¿en qué creéis que evoluciona? Pues efectivamente, en un ser de energía.

Esto podría resolver uno de los grandes misterios de la serie. Bueno, a lo mejor exagero un poco, pero alguna vez ya me había preguntado de donde salen tantos entes de energía, porque cuando te enseñan el primero piensas que es algo excepcional, pero cada dos por tres aparece alguno, lo que ya empezaba a ser sospechoso. Podemos verlos en ‘Un ser entre nosotros’, ‘El niño’, ‘La unión’, ‘Déjà Q’ y seguro que en algún otro episodio más. Si estos seres son el último estadio de una evolución (inverosímil por lo que hemos visto), entonces ya entiendo que haya tantos.

 

3_25_energía

John en su nueva forma de vida sin forma

 

Esto de evolucionar hacia una nueva especie como ser de energía no es un camino fácil. Además del patético aspecto que debes soportar cuando brillas cual muñeco gusiluz, resulta que es un proceso doloroso e involuntariamente puedes dañar a los que están a tu alrededor. Por eso John se pasa medio episodio diciendo que quiere irse del Enterprise, que puede ser peligroso para los demás. Pero nadie le hace ni caso, hasta que tira a Worf de un primer piso. Menos mal que entre sus poderes está la curación, muy apropiado para el caso.

No acaban ahí los problemas. Una nave intercepta al Enterprise y le exige al capitán que le entregue a John, porque es un criminal. No sé que pasión tienen en el Enterprise por acoger a supuestos criminales, como ya pasó en ‘El cazador’ y creo que en algún otro. Los que son como John son perseguidos por el miedo que genera su evolución. Por eso, o porque brillan como luciérnagas y no les dejan dormir bien. El cualquier caso al final John termina con su metamorfosis y pasa a formar parte del numeroso elenco de seres de energía que pueblan el Universo, esperando encontrar a seres inferiores a los que tocar las narices con los que contactar.

Me ha quedado más largo de lo que pretendía pero no quiero dejar de comentar la trama de LaForge. Sabemos que no tiene un éxito formidable con las mujeres (al menos no las de carne y hueso), y si el hecho de que sea ingeniero es casual o no, ya lo dejo a elección del lector. Lo que me parece divertido en este episodio es que al final logra su cita con Christi Henshaw, aquella que le gustaba y que apareció en ‘La trampa’, creo. ¿Y que tiene eso de gracioso? Pues que ha necesitado una especie de milagro divino para que sucediera: que un alienígena pasara por la nave, y con sus poderes mágicos, le inoculara la confianza que necesitaba. Así que gracias a John, Laforge pudo por fin poner su phaser en modo diversión, ya me entendéis…

 

3_25_Geordi

LaForge recibiendo el “milagro espacial” que necesitaba

 

Hasta el próximo episodio.

¡Engage!

 

Fuente de imágenes (¡del Blu ray!): Trek Core


Para otros episodios visita la colección: Star Trek TNG

One comment

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com:     Sinopsis   Fecha Estelar: 43957.2. El Enterprise descubre una nave accidentada en la superficie de un planeta, con un único superviviente: un alienígena humanoide al que apodan con el nombre de John Doe. Cuando la doctora..…

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: