La historia de Metal Gear Solid. Capítulo 20: Saladino

< ANTERIOR

 

Snake ha llegado a la segunda torre de comunicaciones, pero al descender por su escalera descubre que un tramo ha sido destruido, y no puede salir al campo de nieve a pie. Para colmo el ascensor parece que está averiado. Otacón se encuentra con Snake y le promete investigar lo que le sucede al ascensor e intentar arreglarlo. Mientras tanto, Snake sube a la azotea de la torre, donde el Hind-D pilotado por Liquid le está esperando. Equipado con un lanzamisiles STINGER, logra destruir el helicóptero, y aparentemente también a Liquid, cuando una bola de fuego estalla en la base de la torre.

 

CAPÍTULO 20

Saladino

 

 

OTACÓN: Snake, el ascensor ya funciona.

SNAKE: ¿Lo arreglaste?

OTACÓN: No, eso es lo más extraño. Se ha arreglado solo, y ahora se dirige hacia ti.

SNAKE: ¿A sí? Muy bien.

OTACÓN: La explosión de antes… ¿qué ha sido?

SNAKE: Ah… tuve que liquidar el helicóptero.

OTACÓN: ¿Helicóptero? ¡Eso es increíble, Snake!

SNAKE: Escucha, solo quiero asegurarme bien. ¿Es este el camino que lleva a donde guardan Metal Gear?

OTACÓN: Sí. La entrada a la base subterránea de mantenimiento está en la parte de atrás del campo de nieve que hay delante.

SNAKE: Ok. Busca un lugar seguro para esconderte un rato. Yo me voy bajo tierra.

OTACÓN: Lo sé, lo sé. No tienes por qué decírmelo.

SNAKE: Y déjame en paz un rato. No intentes convertirte en un héroe.

OTACÓN: De acuerdo, llámame si me necesitas.

 

Snake regresa al interior de la torre. La entrada al ascensor central se encuentra en la planta intermedia, por lo que desciende las escaleras de caracol hasta el piso indicado. Como le había dicho Otacón, el ascensor ya funciona. Al pulsar el botón, al momento asciende y se detiene delante de él. Las puertas del ascensor se abren y cuando Snake entra, suena un pitido de emergencia por límite de peso.

 

Captura_MGS_137

 

SNAKE: ¿Eh?

 

Snake pulsa el botón de la planta baja. Entonces, Otacón le llama por códec.

 

OTACÓN: Snake, antes me he olvidado de decirte una cosa.

SNAKE: ¿Qué?

OTACÓN: Había cinco prototipos de camuflaje óptico en mi laboratorio.

SNAKE: ¿Y qué?

OTACÓN: Si cuentas el que llevo puesto yo ahora, quedarán cuatro.

SNAKE: ¡Eh! ¡Esto no es una clase de matemáticas!

OTACÓN: Pensé en coger uno para ti, por lo que volví al laboratorio y…

SNAKE: ¿Y…?

OTACÓN: Faltaban los cuatro trajes.

SNAKE: Mmm….

OTACÓN: Además… en cuanto al ascensor que revisé… Es muy extraño. Es como si alguien lo retuviese intencionadamente.

SNAKE: Cuando lo utilizaste… ¿te saltó la alarma de límite de sobrepeso?

OTACÓN: Esa es otra cosa que también resulta muy extraña… La alarma saltó, y es imposible que excediese el límite de peso.

SNAKE: Otacón, ¿tú cuánto pesas?

OTACÓN: Unos 62 kilos. Y el ascensor tiene un límite de peso de 300 kilos.

SNAKE: Harían falta al menos cinco personas para superarlo.

OTACÓN: ¡C…cuidado Snake! ¡Los tipos que me robaron los trajes de camuflaje, está ahí!

SOLDADO: ¡Demasiado tarde, Snake! ¡Muere!

 

Tal y como habían deducido, cuatro soldados equipados con camuflaje óptico estaban esperando a Snake en el ascensor para tenderle una emboscada. Por suerte los reflejos de Snake son rápidos, y el soldado que ha hablado también ha revelado su posición. Snake se dirige hacia donde cree de debe estar según la procedencia del sonido. Logra desequilibrarlo en la embestida y se protege con su cuerpo, agarrándolo desde atrás y moviéndose hacia una esquina del ascensor. Los otros tres disparan hiriendo a su propio compañero, que sirve de escudo a Snake. Eso le da tiempo para activar sus gafas térmicas e igualar un poco la lucha. Un soldado menos.

Ahora que sus tres enemigos restantes son visibles, puede dispararles con el FAMAS. Utiliza el cuerpo del primer soldado, que aún está sujetando, para lanzarlo contra otros dos, mientras dispara al tercero con su arma. Otro menos, quedan dos. Uno ha quedado atrapado bajo el cuerpo del primer cadáver, y el otro comienza a recuperar el equilibrio. Pero Snake tiene tiempo de hacerle una llave, y sujetándolo con su pierna lo deja inmovilizado en el suelo. Desde esa posición dispara al soldado atrapado, y finalmente rompe el cuello al que tenía inmovilizado bajos sus pies.

Antes de que el ascensor llegue a la planta baja de la torre, los cuatro soldados ya son historia. Una vez abajo, Snake recoge algo de munición y raciones y se dirige al exterior de la Torre de Comunicaciones, al campo de nieve. La tormenta continúa y el sonido del viento se mezcla con el aullido de los lobos. Snake observa a su alrededor, y encuentra algo llamativo detrás de la verja que rodea al campo de nieve. Una gran mancha blanca, como una tela, está colgando de uno de los árboles del exterior.

 

Captura_MGS_138

 

SNAKE: Coronel, escúcheme. He encontrado un paracaídas cerca de los restos del Hind.

CAMPBELL: ¿Un paracaídas? ¿No pensará que Liquid sobrevivió?

SNAKE: Imposible. En cuanto salió despedido del asiento del piloto, debió quedar cortado más rápido que una cebolla en un anuncio.

NAOMI: Y entonces… ¿qué hace ahí ese paracaídas?

SNAKE: No tengo ni idea.

CAMPBELL: ¿Una trampa?

SNAKE: O eso… o un mensaje, para mí.

CAMPBELL: Diciendo ‘No he muerto’, supongo.

SNAKE: Quizás, pero creo que es más como: ‘Te voy a linchar’.

NAOMI: ….

CAMPBELL: Bueno, de todas formas, no baje la guardia.

SNAKE: Tranquilo.

 

Snake corta la comunicación y avanza hacia el otro extremo del campo de nieve, el que le conducirá a la base subterránea en la que se encuentra Metal Gear. Pero no es consciente de que le están observando a través de la mira telescópica de un rifle francotirador. El sonido de un disparo inunda todo el campo y alcanza a Snake en una pierna. Arrastrándose por la nieve se refugia detrás de un pequeño montículo de piedra para protegerse del tirador.

 

OTACÓN: ¡¡Snake!! ¿¡Estás bien!?

SNAKE: ¡Otacón! ¿Había otros prototipos de camuflaje?

OTACÓN: No, solo había cinco.

SNAKE: Entonces… esto no es camuflaje óptico…

OTACÓN: ¿De qué me estás hablando?

SNAKE: Alguien me está apuntando… incluso en medio de la tormenta.

OTACÓN: ¡Es ella!

SNAKE: ¿Wolf? ¿Sniper Wolf?

OTACÓN: ¡Sí es ella!… ¡Sin ninguna duda!

SNAKE: Otacón… hablas como si fueras feliz.

OTACÓN: No, no lo soy.

SNAKE: Entonces qué pasa.

OTACÓN: Snake… ¡por favor, no la mates!

SNAKE: ¿Estás loco o qué?

OTACÓN: Por favor… ¡es una buena persona! Te darías cuenta si hablases con ella.

SNAKE: Escúchame chico. Es una asesina despiadada.

 

La señal de Wolf interfiere en la conversación por códec.

 

WOLF: Puedo verte perfectamente desde aquí. Te lo dije… nunca abandono la caza. Ahora eres mío.

OTACÓN: ¡Wolf! ¡No, no puedes!

WOLF: ¡No te metas entre un lobo y su presa!

SNAKE: Eres muy buena si logras darme con esta tormenta.

WOLF: ¿Lo ves? Las mujeres suelen ser mejores soldados.

OTACÓN: ¡Wolf! ¡No lo hagas!

WOLF: Snake, estoy cerca. Puedes verme cerca de ti.

SNAKE: Es un error que un francotirador diga dónde está.

WOLF: ¿Bromeas? En fin, te enviaré una carta de amor, querido. ¿Sabes qué tipo de carta será? Una bala de mi rifle directamente a tu corazón.

OTACÓN: ¡Por favor Wolf! ¡Snake, no!

WOLF: ¡Calla, no te metas en esto!

SNAKE: Ahora te haré pagar por lo de Meryl…

WOLF: Los hombres sois débiles. Nunca acabáis lo que empezáis.

 

Se corta la comunicación. Se vuelve a repetir la misma caza que la primera vez: una loba que tiene acorralada a su presa. Pero en esta ocasión Snake tiene más espacio por el que moverse, a diferencia del estrecho pasillo en el que disparó a Meryl. Cada uno en un extremo del campo, cada uno con un rifle, y separados unos 100 metros. Wolf utiliza los árboles para esconderse, y Snake los pequeños salientes de roca y nieve cerca de la base de la torre de comunicaciones. Es una batalla larga, donde lo importante es la paciencia, y saber aprovechar las oportunidades. Tras sucesivos disparos, Snake consigue despistar a Wolf sobre su posición real, haciendo que ésta se arriesgue a salir de su escondite de árboles. Snake, en el otro extremo del campo, en el lado opuesto de dónde Wolf espera que esté, yace tumbado en la nieve, con el ojo en la mira telescópica y una dosis de diazepam corriendo en su sangre. Aprieta el gatillo y alcanza a Wolf en el pecho.

Snake se acerca a la francotiradora, que está tumbada en el suelo boca arriba y con el chaleco lleno de sangre. Aún respira.

[Música recomendada para este momento]

 

Captura_MGS_140

 

WOLF: Yo… he esperado este momento… Soy asesina. Esperar es lo mío… Sin mover un músculo. Concentrándome… (tose sangre) Estoy herida. No puedes salvarme… Te pido… que acabes conmigo. Soy Kurda. Siempre he soñado con la paz de un sitio como este…

SNAKE: ¿Kurda? Entonces por eso te llaman Wolf.

WOLF: Nací en medio de la guerra… y crecí entre combates. Disparos, sirenas y aullidos… fueron mi infancia… Perseguidos como perros día tras día… Sacados de los andrajosos cobijos… Esa fue mi vida. Cada mañana, me despertaba, y hallaba a varios de mis amigos y familiares muertos a mi lado. Miraba el sol de la mañana, y rezaba para llegar al final del día. Los gobiernos del mundo ignoraban totalmente nuestra miseria. Y entonces… apareció él. Mi héroe… Saladino… que me sacó de todo eso…

SNAKE: ¿Saladino? ¿O sea, Big Boss?

WOLF: Me hice asesina… Oculta, lo veía todo a través de la mira telescópica. Ahora puedo ver la guerra, no desde dentro, sino por fuera, como observadora… Observe la brutalidad, la estupidez humana, en la mira telescópica de mi rifle. Me uní a este grupo revolucionario para poder vengarme del mundo. Pero… me he avergonzado a mí y a mi gente. Ya no soy la loba que nací para ser… En nombre de la venganza, he vendido el cuerpo y el alma. Ahora no soy más que una perra.

 

Captura_MGS_142

 

SNAKE: Los lobos son animales nobles. No son como los perros. En Yupik, la palabra lobo es Kegluneq, y los Aleutas los veneran como honorables primos. Al mercenario le llaman ‘Perro de la Guerra’. Es cierto, todos nos vendemos por un precio u otro. Pero tú eres distinta. Salvaje, solitaria… Tú no eres una perra… es una loba.

WOLF: ¿Quién eres tú? ¿Eres Saladino?

SNAKE: Wolf… tú no mataste a Meryl.

WOLF: Ella, nu… nunca fue mi objetivo real… Y no mato por deporte.

SNAKE: Descansa. Morirás como la loba orgullosa que eres.

WOLF: Ahora comprendo. No esperaba para matar gente… Esperaba que alguien me matase… Alguien como tú… Eres un héroe. Snake… hazme libre.

 

Snake se pone en pie y apunta con su pistola a Wolf. En ese momento se acerca corriendo Otacón, desactivando su camuflaje óptico.

 

OTACÓN: ¿Por qué? ¿Por qué?… Te quiero…

 

Wolf alarga su brazo en dirección a su rifle, que se encuentra entre ella y Otacón.

 

SNAKE: ¿Qué pasa?

WOLF: Mi rifle… dámelo. (Otacón lo recoge del suelo y se lo entrega a su dueña). Forma parte de mí… (los lobos comienzan a aullar en alguna parte al unísono). Ya están todos aquí… ¡Ok héroe! ¡Libérame!

 

Captura_MGS_144

 

Snake vuelve a apuntar con su arma. Otacón se gira para no mirar, y se tapa los oídos con las manos.

 

OTACÓN: Adiós…

 

El eco del disparo retumba en todo el campo de nieve, seguido de los aullidos de los lobos.

 

OTACÓN: Snake, dijiste que el amor podía surgir en una guerra… Pero no podía salvarla. (Snake se agacha y cubre con un pañuelo la cara de Wolf). ¿Qué estás haciendo?

SNAKE: Se lo devuelvo a su dueña. Yo no necesito ningún pañuelo.

OTACÓN: ¿Por qué?

SNAKE: No tengo más lágrimas que derramar.

OTACÓN: … (sollozando).

SNAKE: Iré hacia la base subterránea. No queda tiempo.

OTACÓN: Lo sé.

SNAKE: Ahora deberás protegerte tú mismo. No confíes en nadie.

OTACÓN: Sí…

SNAKE: Si no detengo a Metal Gear, todo este lugar será intensamente bombardeado.

OTACÓN: Sí…

SNAKE: Quizá ya no nos veamos.

OTACÓN: Me mantendré en contacto por códec. Y te ayudaré.

SNAKE: Si quieres puedes irte. Y empezar de nuevo… iniciar una nueva vida.

 

Snake da la espalda a Otacón y se aleja andando hacia la entrada a la base.

 

OTACÓN: ¡Snake! ¿Por qué luchaba ella? ¿Y por qué lucho yo? ¿Y tú por qué luchas, Snake?

SNAKE: Si al final salimos de esta, te lo contaré.

OTACÓN: De acuerdo. Yo también buscaré…

 

 

SIGUIENTE >


Para otros capítulos de esta historia visita la página Metal Gear Solid

Para la descripción de los personajes visita la entrada Metal Gear Solid [1998, PSX]

Para otros juegos visita la colección Historia del Metal Gear

4 comentarios

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: < ANTERIOR   Snake ha llegado a la segunda torre de comunicaciones, pero al descender por su escalera descubre que un tramo ha sido destruido, y no puede salir al campo de nieve a pie. Para colmo el ascensor parece que est..…

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: