Star Trek TNG: Las vacaciones del capitán [3×19]

 

ST_TNG_Banner_3_19

 


Sinopsis

 

Fecha estelar: 43745.2.

Picard se retira durante una semana al paradisiaco planeta Risa para disfrutar de unas merecidas vacaciones. Pero a pesar de querer pasar el tiempo de la forma más relajada posible, se ve involucrado por culpa de una misteriosa mujer en la búsqueda de un arma del futuro que ha sido escondida en ese planeta. Según unos visitantes de ese futuro, la historia cuenta que el destino de Picard es encontrar ese arma, antes de que lo haga algún criminal o comerciante, como el Ferengi que le pisa los talones. 

 

 


Comentarios

 

Ser capitán de una nave estelar debe ser un trabajo duro. El día que no te encuentras con un ser de energía súper-poderoso que quiera experimentar con tu tripulación, te llaman para lidiar en algún conflicto planetario. Y si no es eso, es que una misteriosa enfermedad está causando estragos en tu nave, o la Holosala se ha vuelto ha estropear. Siempre hay algún problema, pero incluso los capitanes deben olvidarlo todo por un tiempo y tomarse unas vacaciones.

Picard se muestra reacio al principio. Es demasiado responsable para relajarse, y ni por muchos consejos que le de Troi, parece que pueda cambiar de opinión. Riker le habla del planeta Risa (un nombre muy apropiado en castellano para definir un planeta divertido, pero totalmente por casualidad, supongo). Risa es como el Cancún de la galaxia: un paraíso vacacional donde relajarse, disfrutar de los soles (hay más de uno, en eso gana a Cancún), y echar alguna que otra canita al aire. Riker habla con especial entusiasmo de esto último, porque ya sabemos lo que le gusta a él “mojar el phaser”. Pero ni con esas, nada, que no hay manera de convencer a Picard. ¿Que podría quebrar la responsabilidad férrea de Picard por su trabajo? Pues muy sencillo, el recurso definitivo: la amenaza a Picard de una visita de la madre de Troi. Creo que iría a cualquier planeta mucho menos agradable que Risa con tal de no encontrarse de nuevo con esa mujer.

 

3_19_Riker

“¿No quieres irte de vacaciones? ¡Risa está lleno de mujeres! ¡Si no vas tú voy yo!”

 

Como decía en la sinopsis, allá donde va Picard le acompaña la aventura. Por eso la tranquilidad de leer tumbado bajo los soles de Risa le dura poco. Nada más llegar se topa “accidentalmente” con una mujer que, sin él saberlo, le ha escondido en el bolsillo un valioso objeto. A esa mujer, llamada Vash, le persigue un Ferengi, Sovak, que desea ese objeto que ahora tiene Picard. El objeto es un disco que contiene la información de dónde está localizada un arma muy poderosa. Picard lo descubre cuando en su camarote aparecen de repente dos alienígenas humanoides, los Vorgons, y le cuentan que vienen del futuro y que es su destino encontrar ese arma, que también es del futuro. Estar involucrado en los deseos comerciales de un Ferengi y el destino de un arma del futuro escondida en el pasado no es precisamente la definición de unas vacaciones tranquilas.

Pero Picard es todo un caballero, así que decide ayudar a la señorita Vash a protegerla del Ferengi y proteger también el disco. Y de paso, puede cumplir con lo que parece ser su destino, según los visitantes del futuro: encontrar el arma antes de que lo haga otro con no muy buenas intenciones, como el mismo Ferengi. Pero pronto descubre que Vash no necesita protección, más bien al contrario. La “señorita” no es muy diferente del Ferengi que les persigue, puesto que también quería vender el arma al mejor postor. Había conseguido el disco con la localización del arma después de trabajar con el arqueólogo que la buscaba.

Picard y Vash usan la información del disco para localizar el arma, que se encuentra enterrada en una cueva. No sin antes disfrutar de una agradable relación carnal (Riker tenía razón en lo de “mojar el phaser”, después de todo) en esa misma cueva. Cuando se ponen a ello (a lo de escavar para encontrar el arma, no lo otro), no descubren nada, y el Ferengi Sovak que les seguía de cerca se queda sin su oportunidad de hacer un buen negocio. Pero para que se vea lo manipuladora que puede ser Vash, ¡resulta que ella había encontrado el arma desde hacía tiempo! Solo habían hecho la búsqueda en la cueva para despistar al Ferengi.

 

3_19_Vash

Vash es una ‘femme fatale’ que sabe cómo usar sus armas de mujer

 

Pero Vash no es la única que no acaba siendo lo que aparenta. Los visitantes del futuro, los Vorgons, en realidad no querían que Picard encontrara el arma por seguridad, sino para que no la destruyera, como sabían que iba a suceder. Los Vorgons eran precisamente aquellos de los que el científico que inventó el arma quería esconderla. Así que Picard destruye el arma, tal y como dirán los libros de historia, y los Vorgons se van sin nada.

Es curioso el uso concreto que se le da en este episodio al viaje atrás en el tiempo. Los motivos más habituales para viajar al pasado, aparte de la mera exploración científica, suele ser cambiar ese pasado, por ejemplo para evitar la muerte de alguien, como en Superman (1978). Otras veces simplemente pasa por accidente, como en Un guijarro en el cielo de Asimov (esa vez hacia el futuro). También se puede viajar en el tiempo para esconder algo (en algún momento), de la misma manera que lo esconderíamos en el espacio (en algún lugar). Esto es bastante intuitivo si se hace del pasado al futuro, como en esa escena de Frequency (2000) en la que Dennis Quaid esconde algo bajo una tabla en su casa, y su hijo la descubre en el futuro. Ese objeto no ha desaparecido para Dennis Quaid, pero si viajas al pasado y transportas algo contigo, ese objeto sí desaparece del presente del que proviene (esto se debe a que le tiempo siempre va hacia delante por sí solo).

El problema del ejemplo de transporte al pasado es que puede resultar en una paradoja si solo hay una línea temporal (tiempo de historia única), puesto que si escondes un objeto en el pasado, y nadie lo descubre, seguirá escondido en el futuro, por lo que habrán dos objetos idénticos: el fabricado en el futuro, y el escondido. Si se volviera al pasado de nuevo y se escondiera el objeto junto al que ya está escondido, y entonces habría tres en el futuro: dos escondidos durante mucho tiempo y el del futuro. Podría pasar como en el final de la película de Futurama El gran golpe de Bender (2007), con infinitos Benders escondidos (toma spoiler). Lo que protege a la paradoja en este episodio es el hecho conocido en el futuro de que Picard encontraría y destruiría el objeto en el pasado. Así no coexisten dos objetos en el mismo momento. 

 

3_19_Picard

Sin que los Vorgons lo puedan evitar, Picard destruye el motivo de sus “movidas” vacaciones

 

Hasta el próximo episodio.

¡Engage!

 

Fuente de imágenes (¡del Blu ray!): Trek Core


Para otros episodios visita la colección: Star Trek TNG

2 comentarios

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com:     Sinopsis   Fecha estelar: 43745.2. Picard se retira durante una semana al paradisiaco planeta Risa para disfrutar de unas merecidas vacaciones. Pero a pesar de querer pasar el tiempo de la forma más relajada posible, se v..…

  2. […] serias, porque tampoco se trata de una telenovela. De ahí que, de vez en cuando, se vea a Picard con sus aventuras y a Riker con las suyas. Pero en este episodio Riker quiere tomarse las cosas un poco más en […]

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: