Star Trek TNG: Lealtad [3×18]

 

ST_TNG_Banner_3_18

 


Sinopsis

 

Fecha estelar: 43714.1.

El capitán Picard es transportado a una celda con tres desconocidos, y deberá descubrir quién los ha metido allí y cuales son sus intenciones, antes de que las tensiones y sospechas del grupo sean un peligro. Por otro lado, una copia de Picard lo ha substituido en el Enterprise, y la tripulación sospecha de él por su extraño comportamiento.

 

 


Comentarios

 

Este episodio explora dos ideas que se unen en el punto final del argumento. Una es más o menos común en la ciencia ficción: la del personaje que ha sido intercambiado por otro, o cambiado de alguna forma, haciendo sospechar a su entorno con su comportamiento extraño. Y el otro es más original, y aunque no sea tan propio del género de ciencia ficción, es casi un género en si mismo: el de varias personas que no se conocen y misteriosamente están encerradas en un sitio, y deben saber cómo salir de allí.

 

3_18_Picards

En este episodio se ve a un Picard igual, pero distinto a la vez, como la CocaCola-Cero

 

Empecemos por el del hombre intercambiado o replicado. En el auge del cine de ciencia ficción de los años 50 (y en mi opinión estamos ahora mismo en otra moda de ciencia ficción en el cine), una de las que más conocidas fue La invasión de los ladrones de cuerpos (1956), con varios remakes posteriores, a mi parecer el más digno el de 1978. En ella se plantea la idea de una invasión extraterrestre, pero no tan “escandalosa” como en La guerra de los mundos (1953), sino mucho más sutil. Los alienígenas crean réplicas de los humanos y los sustituyen, haciendo parecer extraños a los que aún no han sido sustituidos. A menudo, tanto si son alienígenas como en cualquier otro ejemplo, hay algún detalle que distingue al farsante del auténtico. En la película que he comentado era su falta de emociones (como también en Invasores de Marte (1953), aunque ahí no eran sustituidos). Otros ejemplo son que les afecte alguna cosa de forma especial (una substancia, la luz…, como en The Faculty (1998) el agua) o a veces incluso que no se les distinga hasta que se someten a una prueba, o sea demasiado tarde (como en La cosa (1982)).

Lo que me ha parecido divertido es que el cambio de comportamiento en Picard es justo el contrario del que vemos en esas películas que comentaba antes. Como normalmente el verdadero Picard está siempre está preocupado y serio, hacer que su sustituto se muestre apático no marcaría mucho la diferencia. Así que al contrario de la norma general, el Picard farsante resulta ser más divertido y animado que el original. Si no fuese porque está empeñado en dirigir la nave a un púlsar, poniendo a todos en peligro, creo que la tripulación no estaría a disgusto con este cambio. Este Picard hace bromas, juega al póker, canta, y es más romántico con la Dr. Crusher de lo que lo ha sido el otro en dos temporadas y media.   

 

3_18_Crusher

¿Alguien a preguntado a Crusher si prefiere el Picard falso al original?

 

Antes de pasar a la otra parte de la historia, quiero hacer un apunte un tanto quisquilloso. Se supone que la consejero Troi es capaz de notar algo como un Picard que no es el de siempre. Con el tiempo lo notan todos porque evidentemente no hace lo mismo que el normal, pero ella tiene sus capacidades betazoides que deberían haberlo detectado a la primera. No sabría poner ningún ejemplo concreto, pero diría que han usado sus “poderes” para algo así anteriormente. También es verdad que si Troi hubiera detectado al Picard falso desde el principio, el episodio habría durado diez minutos.

Ahora sí, vamos a ver lo que le pasa al auténtico Picard. Estaba él tranquilamente tumbado en su habitación cuando un bloque oscuro a lo ‘2001’ aparece y se lo lleva. Entonces reaparece en una habitación con una cadete de la Flota llamada Mitena Haro y el pacifista Kova Tholl. La situación es muy parecida a la de esas películas que, como decía en la introducción, son ya casi un género en si mismas. Por poner algunos ejemplos, están Cube (1997), Saw (2004), Exam (2009), o la española La habitación de Fermat (2007). En todas ellas, un grupo de personas han sido encerradas en una habitación por alguien con intenciones malévolas, a menudo como un experimento. Estos presos tienen que buscar la forma de salir, y en muchos de los casos sus vidas están en juego. Escapar de una habitación también se ha convertido en un clásico de los mini-juegos, y a veces hasta hay versiones reales.

 

3_18_Celda

Desconocidos y encerrados, una buena premisa para el suspense

 

Las reacciones de Picard y el resto de presos, al que se suma un cuarto llamado Esoqq, responde bastante bien a lo que suele pasar en esas películas. Al principio empiezan calmados, pero poco a poco aumenta la tensión. Algo típico, que también sucede en este episodio, es que los presos comiencen a sospechar los unos de los otros. Kova, el pacifista, no toma parte en ninguna de las decisiones ni en los intentos de escapar. Cuando uno intenta salir por la puerta, recibe un rayo que provoca dolor, y él está en contra de todo tipo de violencia. Esoqq es justo lo opuesto, una bestia guerrera y con muy mal humor, que no acepta la autoridad. No mejora su estado de ánimo el hecho de que no pueda comer lo que hay allí, y seguramente ese bicho hambriento sea aún más violento de lo normal.

Cuando intentan abrir la puerta, Haro (la cadete) y Esoqq son castigados por el rayo, librándoles presumiblemente de sospecha. Esoqq entonces acusa a Kova de ser solo un observador. Pero Picard tampoco esta libre de toda sospecha, porque él ordenó abrir la puerta y no recibió daño. Como se ve, todos tienen motivos para desconfiar unos de otros, pero como también se suele mostrar en este tipo de historias, al final reconocen que la mejor forma de salir es ayudándose entre ellos. Finalmente, cuando todo intento de salir es en vano, Picard resuelve el misterio, y revela a todos quién es el impostor que los tiene encerrados: la cadete Haro. Lo sabe porque Haro parece conocer más sobre Picard de lo posible para un cadete, como información clasificada de la Federación. 

Haro entonces muestra su verdadera forma, y confiesa que todo ha sido un experimento para estudiar el comportamiento de liderazgo de Picard, tanto en la nave como en la celda. Pero como Picard es tan listo, ahora el experimento no sirve de nada, así que devuelven a Picard a su nave. Aunque claro, no puede quedar todo en una simple disculpa. A los seres superpoderosos del universo les gusta mucho experimentar con los humanos, así que Picard se toma su pequeña venganza personal. Cuando se descubre al Picard impostor, el verdadero capitán encierra a los aliens en un campo de fuerza, para que sepan lo que se siente. Pero su lección más valiosa es su acción posterior: los deja libres, para mostrarles la moralidad de un verdadero líder.     

 

3_18_aliens

Esa sensación de estar vengando a las pobres criaturas víctimas de los seres superpoderosos

 

Hasta el próximo episodio.

¡Engage!

 

Fuente de imágenes (¡del Blu ray!): Trek Core


Para otros episodios visita la colección: Star Trek TNG

One comment

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com:     Sinopsis   Fecha estelar: 43714.1. El capitán Picard es transportado a una celda con tres desconocidos, y deberá descubrir quién los ha metido allí y cuales son sus intenciones, antes de que las tensiones y sospechas del ..…

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: