La historia de Metal Gear Solid. Capítulo 19: Soy tu sombra

< ANTERIOR

 

Snake logra huir de la celda y regresar al punto en el que dispararon a Meryl, justo delante de la Torre de Comunicaciones A. Esta vez puede entrar en la Torre, pero una vez dentro, una cámara le detecta y comienza un interminable ascenso por las escaleras, perseguido por un incontable número de soldados enemigos. Debe llegar el tejado de la torre, porque la puerta que conduce al paso intermedio entre las dos torres está congelada. Una vez arriba, es sorprendido por el Hind-D que despegó del helipuerto, pilotado por Liquid Snake. Liquid destruye el puente que conecta los tejados de las dos torres, dejando como única opción para Snake bajar por la cornisa haciendo rápel.

 

CAPÍTULO 19

Soy tu sombra

 

 

El esqueleto de vigas metálicas de la Torre sirve a Snake de apoyo en su descenso con la cuerda. El Hind sobrevuela el espacio entre las dos torres, disparando a Snake. Al principio sus saltos son cortos y se separa poco de la pared, impidiendo un descenso rápido. Pero poco a poco va ganando velocidad, amortiguando mejor los golpes contra la fachada, y esquivando las balas del Hind.

 

Captura_MGS_129

 

 

Por fin alcanza la pasarela intermedia entre las dos torres, liberándose de los arneses que le sujetan a la cuerda. Delante tiene la puerta congelada que le impidió su paso en el asenso por las escaleras. Utiliza un C4 para desbloquear la puerta. Nunca se sabe si la necesitara en el futuro.

Antes de avanzar por la pasarela que da a la Torre de Comunicaciones B, observa que hay soldados esperándole al otro lado. Puede oír el helicóptero a lo lejos, pero de momento esos soldados son su prioridad. Con el rifle francotirador consigue acabar con ellos fácilmente, y avanzar al otro extremo de la pasarela, a la entrada de la Torre B. Pero en medio del paso, aparece de nuevo el Hind, disparándole en los talones y obligándole correr hacia el interior de la torre.

Una vez dentro de la Torre B, reina de nuevo el silencio, protegido del viento helado y los disparos de Liquid. Encuentra un lanzamisiles STINGER y algunos misiles de munición. Derribar un helicóptero no estaba en sus planes, pero necesitará los misiles si ese es el caso. Accede a la estructura central de la Torre B, idéntica a su gemela A: el hueco de un montacargas rodeado de una serpenteante escalera metálica. Por suerte hay una puerta para el ascensor en el mismo nivel de la torre en el que se encuentra. Pero al pulsar el botón del ascensor, suena una señal acompañada de un indicador de color rojo, lo que parece indicar que hay un problema.

No es nada grave, simplemente debe bajar por las escaleras para salir al campo de nieve exterior. Por desgracia, al llegar a la segunda planta, ve que la escalera está destrozada, y no hay forma de llegar más abajo a pie.

 

SNAKE: Mierda…

 

No le queda otra que volver a subir las escaleras y regresar a la entrada del ascensor. Cuando llega, justo antes de girar hacia la puerta, oye un ruido, como si hubiera una persona allí. Se acerca sigilosamente empuñando la SOCOM, aunque no consigue ver a nadie. Otacón se muestra visible delante de él, al desactivar su camuflaje óptico.

 

OTACÓN: ¡No dispares! ¡Soy yo! ¡No dispares! ¡Soy yo, Snake!

SNAKE: (Baja el arma) ¿Otacón? ¿Cómo has llegado hasta aquí?

OTACÓN: No ha sido tan dramático como tu entrada, en serio. Yo tengo vértigo.

SNAKE: ¿Estabas mirando?

OTACÓN: Sí, estaba mirando. Iba subido en la parte trasera del camión… gracias al camuflaje óptico.

SNAKE: ¿Cómo has llegado arriba?

OTACÓN: En ascensor, por supuesto.

SNAKE: El primer piso de la escalera de caracol fue destruido.

OTACÓN: Por eso utilicé el ascensor.

SNAKE: ¿Funcionaba el ascensor?

OTACÓN: Sí, funcionaba.

 

Snake se acerca al hueco del ascensor y observa el fondo.

 

OTACÓN: Tú eres increíble… como un héroe de las películas.

SNAKE: No… te equivocas. En las pelis el héroe siempre salva a la chica.

OTACÓN: ¿Hablas de Meryl? Perdón… olvida lo que he dicho. Snake, hay algo que realmente quisiera preguntarte. Y por eso te he seguido hasta aquí. Dime… ¿has amado a alguien?

SNAKE: ¿Has venido para preguntarme eso?

OTACÓN: No… bueno. Yo… me preguntaba si los soldados se enamoran…

SNAKE: ¿Qué pretendes decirme?

OTACÓN: ¿Crees que el amor puede surgir incluso en la guerra?

SNAKE: Sí, lo creo. En cualquier momento o lugar… la gente es capaz de enamorarse, sí. Pero, si amas a alguien, también debes ser capaz de protegerle…

OTACÓN: Lo mismo pienso.

 

Captura_MGS_133

 

SNAKE: Te voy a pedir algo.

OTACÓN: ¿Eh?

SNAKE: Tranquilo. Será muy fácil.

OTACÓN: Umm… ya te lo dije antes, no quiero dañar a nadie.

SNAKE: No quiero que lo hagas.

OTACÓN: Ok.

SNAKE: El ascensor está parado ahí abajo. Quiero que lo pongas en marcha. ¿Lo ves?

OTACÓN: Es muy raro.

SNAKE: Antes funcionaba bien, pero ahora ya no.

OTACÓN: ¿Quizás el panel está roto?

SNAKE: ¿Lo arreglarás?

OTACÓN: Antes sí funcionaba. Y si es el mecanismo, yo lo arreglaré.

SNAKE: (Mirando hacia el techo) Tengo que ir a aplastar una mosca.

OTACÓN: De acuerdo. Me quedaré aquí y te esperaré. Suerte.

SNAKE: Tienes muy mal aspecto. ¿Estás bien?

OTACÓN: Tranquilo. Si hago esto todo irá muy bien. (Activa su camuflaje óptico) Hago como que estoy aquí. Y ya no tengo miedo.

SNAKE: Extraña lógica, pero confío en ti.

 

Otacón desaparece con su camuflaje, y Snake sube las escaleras para enfrentarse a Liquid. Algunos tramos de escalera tienen cámaras que debe inutilizar momentáneamente con granadas CHAFF. En el último piso encuentra raciones y algo más de munición para su lanzacohetes. Una pequeña escalerilla le conduce a la puerta que da a la terraza. Al salir al exterior, ve asomar al Hind justo delante de él, pilotado por Liquid.

 

Captura_MGS_135

 

LIQUID: ¿La serpiente salió por fin de su escondrijo? ¿Estás ya preparado, hermano?

SNAKE: ¿Por qué me llamas hermano? ¿Quién demonios eres?

LIQUID: Soy tú. Yo soy tu sombra.

SNAKE: ¿¡Qué!?

LIQUID: ¡Pregunta al padre que mataste! ¡Te enviaré al infierno junto a él!

 

En la terraza de la torre B, Snake se encuentra casi sin protección. Un bloque central apenas le sirve como cobertura contra los disparos de Liquid. El Hind sobrevuela por encima una y otra vez hasta la posición en la que Snake está expuesto, por lo que tiene que protegerse moviéndose al lado opuesto del bloque. El Hind se aleja lo suficiente como para dar tiempo a Snake a equiparse con su Stinger. Con el lanzacohetes armado, apunta al helicóptero y un pitido le revela que el objetivo ha sido fijado. Dispara, y el misil se dirige hacia el Hind, siguiéndolo en el aire, y logra darle en la cola.

El aparato aún continua volando y atacando ferozmente con su ametralladora de gran calibre. Snake debe ser paciente para atacar con su Stinger, pues durante esa maniobra es vulnerable. Después de repetir un disparo acertado con su lanzamisiles, el Hind se aleja más de lo habitual, se orienta de cara a la torre, y dispara uno de sus misiles principales, el izquierdo. El proyectil se dirige velozmente a la zona del tejado que comunicaba con la otra torre, antes de que Liquid destrozara el puente. Snake se protege moviéndose hacia el lado opuesto del tejado, y observa como el mísil genera una explosión que lo destroza todo. De haber estado en esa zona, no habría sobrevivido.

Pero Snake sigue en pie, y continúa aprovechando las escasas oportunidades que tiene para disparar con su Stinger y protegerse rápidamente de las balas del Hind. Liquid prueba entonces una nueva táctica: esconderse volando a una altura inferior a la del tejado, de forma que Snake no pueda verlo, aunque sí oírlo. Es difícil encontrar la forma de dispara al Hind cuando asoma de cualquier parte del tejado, pero Snake acaba anticipándose a sus movimientos. El helicóptero está visiblemente dañado, y emite una humareda negra. Pero Liquid no se rinde, y en un último intento, se aleja del tejado para disparar una vez más uno de sus misiles, esta vez el derecho. El proyectil llega esta vez al lado en el que se encuentra Snake, que escapa hacia la calcinada zona de impacto del primer misil. Liquid se ríe mientras observa la destrucción del tejado, pero algo comienza a ir mal en el Hind. Comienza a arder, y va perdiendo altura mientras gira de forma descontrolada.

 

LIQUID: ¡Venga! ¡Vuela!…. ¡Mierda! ¡Snaaaake!

 

Snake se acerca a la cornisa, y ve como una bola de fuego llega a la base de la torre, y de ella asciende una columna de humo y llamas.

 

Captura_MGS_136

 

SNAKE: Vete al infierno… Liquid. A eso se le llama una incineración…

 

 

SIGUIENTE >


Para otros capítulos de esta historia visita la página Metal Gear Solid

Para la descripción de los personajes visita la entrada Metal Gear Solid [1998, PSX]

Para otros juegos visita la colección Historia del Metal Gear

4 comentarios

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: < ANTERIOR   Snake logra huir de la celda y regresar al punto en el que dispararon a Meryl, justo delante de la Torre de Comunicaciones A. Esta vez puede entrar en la Torre, pero una vez dentro, una cámara le detecta y com..…

  2. […] – Capítulo 19: Soy tu sombra […]

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: