Star Trek TNG: Trampa [3×06]

 

ST_TNG_Banner_3_06

 


Sinopsis

 

Fecha estelar: 43205.6.

EL Enterprise investiga una señal que proviene de una antigua nave de batalla. Cuando llegan, advierten que la nave está en perfecto estado, pero sus tripulantes han muerto hace mucho tiempo. Pronto se dan cuenta que lo que impidió a aquella nave escapar los tiene retenidos a ellos también: una extraña trampa que absorbe la energía de la nave y les ataca con radiación letal. LaForge intentará buscar una solución a contrarreloj con la ayuda de la recreación holográfica de la famosa ingeniera la Dr. Leah Brahms en la sala de Hologramas.

 

 


Comentarios

 

Todos hemos visto alguna vez en las películas al típico cerebrito (nerds los llaman los americanos, que queda muy cool, como decir cool, que también queda… cool) que se lleva mejor con las máquinas y con los cachivaches electrónicos que con las mujeres. Y no por que se lleven mal con las mujeres en el sentido de que no les gusten la mujeres. Más bien les suelen gustar mucho, pero no se llevan con ellas de ninguna manera, porque no se les dan bien las relaciones. LaForge viene a representar en este episodio ese papel clásico de nerd sin aptitudes sociales para acabar bien las citas, pero que conoce el Enterprise como la palma de su mano. ¿Quién diría que su problema con la mujeres y su conocimiento de la nave tienen algo en común? La verdad es que no hay mucho en común entre esas cosas, pero lo que pasa en este episodio tiene un poco de las dos.

Cuando el Enterprise queda atrapado en esa malévola e ingeniosa trampa, que luego veremos, LaForge tiene la misión de descubrir cómo solucionar el problema de ingeniería estudiando las entrañas de la nave. Para ello utiliza la sala de hologramas como simulador de una nave espacial, lo que me pareció un uso muy apropiado para un superordenador. Hasta ahora, salvo por algún programa de batalla o entrenamiento, la sala de hologramas solo se había usado con fines lúdicos. Y es cierto que es muy útil si estás en una nave espacial y de repente tienes el antojo de visitar París, aunque sea virtual. Pero un uso más lógico es el de un simulador de algún sistema complejo, como una nave estelar, que el potente ordenador del Enterprise pueda recrear sin problemas. Lejos de ser ficción, la verdad es que los superordenadores precisamente para cálculos que requieren mucho tiempo de procesador, como simulación de sistemas complejos (la evolución del clima, el choque de dos galaxias…).

 

3_06_simlulator

El ordenador de la nave sirve como simulador para estudiar como salir de la trampa

 

Pensaréis qué tiene que ver esa simulación en la Sala de Hologramas con la relación de LaForge con las mujeres. Para conocer a fondo el funcionamiento de la nave,  Geordi reproduce los datos guardados de una de las ingenieras que diseñaron los motores del Enterprise. Pero aprovechando que está en una sala de hologramas, ¿por qué no recrear a la ingeniera en si misma? Y eso mismo es lo que hace. Así que el trabajo conjunto de una ingeniera (probablemente ya fallecida) recreada por la nave se convierte en lo más parecido que LaForge tiene de una buena cita con una mujer. Sí, es triste, pero es más de lo que puede decir muchos ingenieros en la vida real. Trabajando codo con codo, logran encontrar la forma de salir de la trampa que tenía atrapada a la nave. Y ya de paso, también se lía con ella. Como buen ingeniero que es, lo que hace es aprovechar el programa informático (el holograma) al máximo aumentando así su eficiencia. Aunque en la vida real siga siendo un forever alone.

 

3_06_laforge_espabilao   3_06_laforge_solo

Izquierda: LaForge en sus juegos virtuales. Derecha: LaForge en el mundo real

 

En la trama principal, el Enterprise se encuentra con una nave en perfecto estado, pero en la que los tripulantes están muertos. Algo les impidió salir de aquella zona con vida. Pronto descubren que ellos mismos han caído en la misma trampa, una fuerza que los mantiene inmóviles y absorbe la energía de la nave. Por si no fuera suficiente, reciben una radiación letal que obliga a la nave a emplear más energía en los escudos, lo que a su vez hace que la trampa absorba más energía aún. Es como una boa constrictor, que cuanto más intenta respirar su presa, más se aprieta a su alrededor. Bueno, en realidad sería como una boa normal, pero además que emitiera radiación. Una súper-boa espacial radioactiva (es un nombre provisional, pero impactante). Esta trampa puede ser aún más retorcida, ya veréis, porque resulta que la energía que emplea para la radiación que emite es la misma que absorbe de la nave. Como si te dispararan las balas que tú disparas. En conjunto tenemos al Enterprise inmóvil, sin energía, y con la poca que usa absorbida por una trampa que la convierte en radiación y ataca con ella la nave. No parece tarea fácil para LaForge y su compañera virtual.

 

3_06_klingon

Este Klingon no murió por la trampa, sino por una búsqueda en Google con Internet Explorer

 

Pero no hay que subestimar nunca el talento de una ingeniera muerta y recreada por ordenador. LaForge primero tiene la idea de sobrealimentar la trampa usando mucha energía, pero no funciona. Entonces encuentran la verdadera solución: apagarlo todo. ¿Y cómo pueden moverse si está todo apagado, y salir así de la trampa? Utilizando lo mismo que han usado, por ejemplo, las sondas Voyager, para desplazarse a través del Sistema Solar ahorrando energía: aprovechando el tirón gravitatorio de los planetas. Precisamente hace tan solo 10 días desde que escribo estas palabras, la NASA informó que la Voyager es el primer objeto humano en abandonar el Sistema Solar. Y ha llegado hasta allí por el mismo método que usa Picard con su nave. Al desplazarse sin energía, aunque con un súbito impulso inicial antes de apagarlo todo, la nave tiene inercia y la trampa no puede absorber su energía cinética (y el resto está apagado). Entonces, para ganar velocidad sin encender los motores (lo que haría actuar de nuevo a la trampa) utilizan la gravedad de un asteroide para ganar velocidad, y poder salir de allí a salvo.

Por detalles como esos me encanta la ciencia ficción. Hasta el próximo episodio.

¡Engage!

 

Fuente de imágenes (¡del Blu ray!): Trek Core


Para otros episodios visita la colección: Star Trek TNG

8 comentarios

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com:     Sinopsis   Fecha estelar: 43205.6. EL Enterprise investiga una señal que proviene de una antigua nave de batalla. Cuando llegan, advierten que la nave está en perfecto estado, pero sus tripulantes han muerto hace mucho ti..…

  2. Pequeña corrección no-cientifica: La ingeniera Leah Brahms no está muerta ;)

    1. ¿A no? Pues menuda cagada entonces… Estaba convencido que sí. Pero la que sale sí esta recreada por ordenador, asi que la vida de Geordi es igual de triste de todas formas ;)

  3. Me ha encantado lo de que el klingon se muere esperando a que se cargue la pagina de internet explorer!! jejejejeje

    Este capitulo me ha gustado mucho. Al principio me ha dado mucha pena Laforge, con lo que se curra la cita con la chica esa, ahí en una playa paradisíaca, con música y cockteles y de todo, y la mala suerte que tiene el pobre!! Mas mono!! La verdad es que no se merece que la chica le rechace!!

    Y luego claro, con su baja autoestima ahí va, a pedirle consejo a la Whoopi Golberg sobre el amor y las mujeres. Y va ella y le dice que a ella le excitan los calvos!! Hombreee… que con el bajon que tiene el pobre casi que es capaz de pasarse una maquinilla de afeitar por la cabeza!!

    Total, que no me extraña que acabe en la sala de hologramas liandose con la ingeniera, por que ya que está ahi, es de mentira, y está buena, pues tampoco va a hacer el tonto!!!Lo unico que me ha faltado es que antes del beso, justo en ese momento, Laforge dijera: “Nosotros los humanos, tenemos algo que se llama amor…”

    1. Jeje el único maestro del amor es y será siempre el capitán Kirk ;)

  4. […] mí, es el uso que se le da para simular algo que puede pasar en el futuro (como en el episodio “Trampa”) o algo que haya podido suceder en el pasado, como en este […]

  5. […] comentar la trama de LaForge. Sabemos que no tiene un éxito formidable con las mujeres (al menos no las de carne y hueso), y si el hecho de que sea ingeniero es casual o no, ya lo dejo a elección del lector. Lo que me […]

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: