La historia de Metal Gear Solid. Capítulo 14: Los hijos de Big Boss

< ANTERIOR

 

Snake y Meryl cruzan la montaña a través de unas cuevas hasta llegar a un desfiladero artificial que conduce a una de las torres de comunicaciones. Meryl recibe un disparo de Sniper Wolf, escondida en la torre, dejándola herida y vulnerable. Snake va en busca de un rifle con el que enfrentarse a Wolf, para lo que debe correr a contra reloj hasta la armería del primer edificio. Cuando regresa, el cuerpo de Meryl a desaparecido, y Snake se prepara para la batalla.

 

 

CAPÍTULO 14

Los hijos de Big Boss

 

 

A través de la mirilla de su PSG-1, Snake busca minuciosamente a Sniper Wolf por la fachada de la torre de comunicaciones. El diazepam le ayuda a mantener un pulso firme, pero para acabar con Wolf necesitará algo más que eso. La francotiradora aparece de detrás de las columnas de forma impredecible, obligando a Snake a esconderse detrás del saliente e intentarlo de nuevo desde el comienzo. Es una presa fácil, ya que su oponente conoce su posición en todo momento. Está acorralado. Adivinar por dónde aparecerá la loba para disparar no es tarea fácil. Wolf tiene una puntería extraordinaria, e incluso apuntado de pie, consigue iluminar a Snake con su mira láser y disparar en una fracción de segundo, lo justo para que Snake vuelva a esconderse de nuevo.

Parece una batalla perdida, pero Snake puede utilizar el mismo talento que Wolf domina: la paciencia. ¿Cómo saber cuándo atacará Wolf? La desventaja de Wolf es la misma que la de Snake, un francotirador no puede exponerse por mucho tiempo si el adversario conoce su posición. Así Snake descubre cómo se mueve Wolf justo después de disparar. Con su posición conocida, Snake consigue herir a Wolf cuando ésta intenta atacarle de nuevo. Parece que la loba no se rinde y continúa acorralando a Snake con sus disparos. Esta vez Snake no sabe dónde se ha escondido, pero tiene otra idea. Incluso Sniper Wolf debe respirar, y su vaho deja una estela fácil de seguir por la mirilla de un francotirador. Snake descubre junto a una columna el débil humo blanco que delata la posición de Worf. Cuando la loba sale de su escondite para atacar, la serpiente está preparada y dispara de nuevo.

Un grito inunda el desfiladero. ¿La habrá matado, o solo herido? Si quiere avanzar en su misión, Snake debe arriesgarse a salir de su escondrijo. Poco a poco, avanza por el largo y alto pasillo que conduce a la torre, y no parece que haya ningún peligro. En la base de la torre encuentra algunas cajas de munición y alimento. En la primera planta, desde donde disparaba Wolf, puede ver manchas de sangre en el suelo, pero no hay ni rastro de la francotiradora. El acceso a la torre se encuentra a la derecha de la fachada, y es una puerta de seguridad nivel 6, pero él solo dispone de una de nivel 5 o inferior. Aún así se acerca a la puerta, cuando de repente suena una alarma y es asaltado por unos guardias.

Snake se encuentra mirando a la puerta, con los soldados apuntándole por la espalda.

 

Captura_MGS_105

 

SOLDADO: ¡No se mueva!

 

Snake se gira lentamente con las manos en alto sujetando la SOCOM. Sniper Wolf se acerca a él y le apunta con su rifle francotirador. Es una mujer atractiva, con una melena castaña que le tapa parcialmente la cara y una vestimenta militar que deja poco a la imaginación.

 

WOLF: Es difícil fallar cuando estás tan cerca. ¡Tira el arma hacia aquí! ¡Despacio!

 

Snake obedece. Hace descender su arma hasta el suelo lentamente, y luego la arrastra hasta los pies de uno de los soldados, que la recoge.

 

WOLF: Has sido un estúpido al volver aquí…

SNAKE: ¿Una francotiradora?

WOLF: ¿No sabías que dos tercios de los grandes asesinos del mundo son mujeres? ¿Quieres morir ahora, o después de tu amiguita? Como tú decidas.

SNAKE: Moriré tras matarte.

WOLF: ¿No me digas? Bueno, al menos tiene agallas. Soy Sniper Wolf, y siempre doy en el blanco.

Wolf baja su rifle y se acerca a Snake, que continúa con los brazos en alto. La mujer pone su mano en la mejilla de Snake.

 

Captura_MGS_108

 

WOLF: Tú eres… mi presa especial. (Con un gesto rápido araña el rostro de Snake, dejándole una herida) ¿Sabes…? He dejado mi marca en ti… no lo olvidaré. Hasta matarte, será en todo lo que piense.

 

Uno de los soldados golpea a Snake en la nuca con su rifle. Lo último que oye antes de golpear contra el suelo es la palabra “Lleváoslo”. Después, todo es oscuridad.

 

 

Alguien habla en la oscuridad.

 

VOZ: No le matéis aún… Lo quiero vivito.

 

Ahora una voz distinta. La voz de Ocelot.

 

OCELOT: Déjemelo a mí.

VOZ: No quiero más accidentes como el del Jefe DARPA.

WOLF: Sí. Es mi objetivo. Sólo para mí.

 

Snake abre los ojos poco a poco. La luz de unos focos le impiden ver nada, aunque puede oír el pitido de máquinas a su alrededor. No sabe cuánto tiempo lleva inconsciente, pero sí que está tumbado horizontalmente y con los tobillos y muñecas sujetas a una máquina. No tiene la parte superior de su traje. En su posición solo puede ver las luces del techo, pero no a sus acompañantes en la habitación.

 

VOZ: ¿Puedes oírme Solid Snake?

WOLF: Es más duro de lo que pensaba…

VOZ: ¿No sabes quién soy yo? Siempre supe que un día u otro te encontraría. El hombre que me robó lo que me pertenecía… El que me robó el nacimiento. ¿Yo? Soy al que le robaste todo lo bueno que tenía. Y ahora, tras el sacrificio de nuestros hermanos… después de 30 largos años, finalmente nos encontramos. El hermano de la luz, y el de la oscuridad.

WOLF: ¿Necesita también su ADN?

VOZ: Sí, necesito una muestra mientras sigue vivo. Es para corregir las mutaciones de los Soldados Genoma.

WOLF: ¿Y entonces podremos curarlos?

VOZ: No. Aún deberemos hacernos con el ADN de Big Boss.

WOLF: ¿Ya han aceptado nuestras exigencias?

VOZ: Aún no.

WOLF: No las aceptarán. Son todos unos hipócritas. Todos y cada uno.

VOZ: ¿Esa es tu opinión como kurda?

WOLF: Siempre anteponen la política.

VOZ: Exacto. Por eso quieren evitar cualquier filtración acerca de su querida nueva arma nuclear.

OCELOT: Jefe, parece que nuestro amigo se ha despertado.

 

La camilla sobre la que está tumbado Snake comienza a rotar hasta dejarlo en posición vertical, sujeto por las muñecas. Entonces ve a su captor cara a cara. El hombre al mando del grupo terrorista: Liquid Snake.

 

Captura_MGS_110

 

LIQUID: Definitivamente sí nos parecemos. ¿No opinas así hermanito? ¿O debo decir hermano mayor? No estoy seguro. Pero en fin, no importa. Somos los últimos hijos supervivientes de Big Boss.

 

Liquid recibe una llamada a su teléfono móvil.

 

LIQUID: Soy yo… ¿Ah sí…? ¿Q…qué? ¡Esos idiotas! Bueno Raven. Iré en seguida. (Dirigiéndose a Snake) No van a aceptar nuestras exigencias. Así que lanzaremos el primer ataque dentro de 10 horas.

WOLF: ¡¡¡Malditos yanquis!!!

OCELOT: Parece ser que nos equivocamos.

LIQUID: Algo no cuadra. Normalmente los americanos son los primeros en sentarse a negociar. Deben creer que tienen un as escondido en la manga…

OCELOT: O sea, que ha llegado la hora. Vamos a lanzar ese pepino nuclear y poner punto final a la historia.

LIQUID: Debo encargarme de los detalles del lanzamiento. Te quedarás al mando, Ocelot.

OCELOT: (Dirigiéndose a Wolf) ¿Y tú qué dices? ¿Te quedas al espectáculo?

WOLF: No me interesa. Iré a alimentar a la familia.

OCELOT: Prefieres tus lobos a mi espectáculo, ¿eh?

LIQUID: Ocelot, no la cagues como con el Jefe.

OCELOT: Tranquilo, solo fue un accidente. No creía que un chupatintas como él fuese un tipo duro.

LIQUID: Pero sus defensas mentales se reforzaron con hipnoterapia.

 

Captura_MGS_111

 

OCELOT: Jefe… ¿qué pasa con el ninja?

LIQUID: Ya ha matado a 12. Quien quiera que sea, es un lunático.

OCELOT: … Que me cortó la mano. ¿Pero cómo ha podido entrar aquí?

LIQUID: Quizás hay un espía aquí dentro. Mantis murió. Además hay que descubrir qué mató a Baker y a Octopus. Y no tenemos tiempo, así que date prisa con tu espectáculo de tortura.

OCELOT: ¿Tortura? Esto es un interrogatorio.

LIQUID: Lo que tú digas. Hasta luego… hermano.

 

Sniper Wolf se acerca a Snake y le acaricia el rostro.

 

WOLF: Tu chica sigue viva en este mundo…

SNAKE: ¿Meryl?

WOLF: Ya nos veremos… guaperas. (Sale lentamente de la habitación)

OCELOT: Oh… una vez elige víctima ya no piensa en ninguna cosa más. Y a veces incluso se enamora de ellas antes de acabar con su vida. Por fin los dos solos. ¿Cómo te sientes eh?

SNAKE: Tirando. Me he echado una siestecita en esta asquerosa cama. Lástima que durmiese solo.

OCELOT: Me alegro por ti. Es una buena cama, ¿no? Te voy a mostrar algunas de sus características…

SNAKE: ¿Dónde están mis cosas?

OCELOT: Ah, tranquilo. Están todas ahí. Washington se arriesgó bastante al enviarte aquí, ¿sabes? Alguien debe de confiar mucho en tus capacidades. ¿Eh, mensajero?

 

Captura_MGS_113

 

SNAKE: ¿Eh? Entonces, Metal Gear va armado con un nuevo tipo de cabeza nuclear, ¿no?

OCELOT: ¿Por qué no le pides a Campbell que te lo cuente todo?

SNAKE: ¿El coronel?

OCELOT: Por cierto, obtuviste un disco óptico del presidente Baker, ¿no es así?

SNAKE: ¿Y qué si lo hice?

OCELOT: ¿Es el único disco? ¿No hay otros datos?

SNAKE: ¿Qué quieres decir?

OCELOT: ¿No hay una copia? Si no, da igual.

SNAKE: ¿Meryl, está bien?

OCELOT: No ha muerto aún. Wolf debe de estar sintiéndose generosa. Pero si quieres que siga viva será mejor que comiences a responder a mis preguntas ahora. (Se dirige a un panel de control y comienza a teclear). Tenías en tu poder una llave, ¿dónde están las otras dos? ¿¡Qué truco encierran esas llaves!?

SNAKE: ¿Truco?

OCELOT: Esa maldita rata de presidente dijo que había algún truco para usar la llave.

SNAKE: No tengo ni idea.

OCELOT: Ya veo. No hay problema. Vamos a jugar a un juego, Snake. Y descubriremos qué tipo de hombre eres realmente. Cuando el dolor se haga insoportable, date por vencido y acabará tu sufrimiento. Pero si lo haces, la chica será para mí.

 

 

SIGUIENTE >



Para otros capítulos de esta historia visita la página Metal Gear Solid

Para la descripción de los personajes visita la entrada Metal Gear Solid [1998, PSX]

Para otros juegos visita la colección Historia del Metal Gear

3 comentarios

  1. […] 26 mayo, 2013 en 12:00 | #3 La historia de Metal Gear Solid. Capítulo 14: Los hijos de Big Boss | CompuGlobal HiperMegaNet […]

  2. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: < ANTERIOR   Snake y Meryl cruzan la montaña a través de unas cuevas hasta llegar a un desfiladero artificial que conduce a una de las torres de comunicaciones. Meryl recibe un disparo de Sniper Wolf, escondida en la torre..…

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: