‘The Wire’, un retrato realista de la vida policial

 

the-wire-five-season

 

La fotografía social de una ciudad

The Wire no solo es una retrato del trabajo policial en la ciudad de Baltimore. Es una fotografía en alta definición. Es una imagen con todos los detalles, que no esconde la complejidad de la sociedad, ni simplifica el numero de historias o personajes implicados. Es la vida en Baltimore, o algo muy cercano a lo que debe ser, desde muchos niveles. La policía, el ayuntamiento, las escuelas, los medios de comunicación, y los ciudadanos de barrios pobres. Al final uno tiene la sensación de conocer la ciudad a tantos niveles que parece haber vivido allí una temporada.

Por poner un ejemplo de la complejidad social que no se muestra simplificada ni endulzada, pensemos en la clásica jerarquía de la policía, o la cadena de mando como se suele decir. La mayoría de series policíacas, para simplificar, presentan a un jefe y a unos subordinados, en una escala de como mucho tres niveles. En The Wire, hasta que no avancé un poco en la serie, me resultó difícil saber exactamente qué cargo presentaba cada personaje, aunque sí quién era el superior y quién el subordinado. El rango es tan complejo como debe serlo en la vida misma (policía, detective, jefe de departamento de distintas zonas, comisario, teniente, general de los distritos…). Y lo mismo sucede en al vida política o judicial (jueces, abogados, senadores, alcaldes, concejales de los distintos ámbitos…). En The Wire nos enseñan, sin esconder los complicados detalles, como es el trabajo policial en el departamento de homicidios y antivicio de la ciudad de Baltimore.

 

wallpaper-the-street-1600

 

Temas

En la ciudad abundan los chavales que venden droga a yonquis a plena luz del día. La primera temporada se centra en la investigación de los responsables de mover la droga en esas esquinas. Varios personajes llevan a cabo la ingeniosa investigación que consiste en escuchas a los teléfonos móviles, aunque el protagonista puede decirse sin duda que es McNulty. El perfil es el de un policía algo estereotipado en cuanto a que se ve absorbido por su trabajo, y eso le acarrea problemas en su vida personal, o incluso problemas con el alcohol. Pero no hace falta esperar muchos episodios para que empiece a ser carismático.

Por el bando de los “delincuentes” también se van conociendo a personajes que serán recurrentes en la serie. Si tuviera que nombrar a alguno sería a Omar, seguramente el que más a trascendido a la serie misma. Incluso he llegado a ver la frase “Omar is coming” impresa en camisetas con la silueta de Omar con su inconfundible gabardina y su escopeta, en su cruzada personal contra los traficantes. El lenguaje habitual de la calle sumerge totalmente al espectador en el ambiente de los barrios bajos de Baltimore. Es difícil que pasen cinco minutos sin oír un ‘joder’ un ‘mierda’ o un ‘¿sabes lo que te digo, negro?’. Que sirva como ejemplo este fragmento del episodio 4 en el que se tiran como 5 minutos diciendo ‘joder’.

 

 

Aunque si me tengo que quedar con una palabra, sin duda es con el “mieeeeeeeerrrrrrrrrrrda” del senador Davis ;).

 

A partir de la segunda temporada, la serie se centra en un aspecto particular de la sociedad o el trafico de drogas en Baltimore. En la segunda, un accidente en los astilleros destapa una red de tráfico de mujeres. Eso lleva a la policía a investigar lo que acaba siendo el origen de la materia prima con la que se crea la droga. También se centra en la situación precaria o incluso desesperada de los trabajadores de clase media-baja, como los del puerto, y los problemas sindicales.

En la tercera temporada, mi favorita, un policía a punto de retirarse tiene una idea muy ingeniosa sobre como hacer descender las estadísticas de venta de droga en la ciudad. Si la gente no ve a los vendedores en las esquinas, es como si no existieran. Así que los traficantes consiguen un sitio donde hacer su “trabajo” sin intervención policial y el departamento consigue buenos números. Una temporada interesante por las implicaciones éticas que supone esa decisión.

En la cuarta temporada se presenta otro aspecto de la ciudad, el de los niños, muchos de ellos preparados desde pequeños para vender en las esquinas, y con pocas probabilidades de tener un futuro mejor con la deficiente educación pública. En la escuela, con pocos fondos, se intentan programas para “reconducir” a esas generaciones de futuros delincuentes.

La última temporada sirve en parte para cerrar todas las series, recuperando personajes y temas anteriores. Aunque no quiero desvelar detalles del tema principal, diré que McNulty, como de costumbre, hace de las suyas. Es interesante que también toquen el tema de los medios de comunicación. Cualquier problema en la ciudad parece invisible si los medios no le prestan atención, y la opinión pública (generada por los medios) obliga a los políticos a actuar. Es una imagen interesante de cómo influyen los medios de comunicación en las decisiones políticas. 

 

wallpaper-omar-the-game-1600

 

¿Por qué es la verdura de las series?

Es lógico preguntarse a qué viene llamar a esta serie “verdura”, comparándola con las otras. La explicación es muy sencilla. La verdura no siempre es lo más popular. No es lo que se suele pedir en un restaurante de comida rápida, aunque las vendan. Hay otras cosas más buenas, que saben mejor, y que ofrecen una satisfacción al instante, como las hamburguesas con patatas. Aún así, las verduras son recomendables. Quizás no sepan tan bien y sean un poco difíciles de tragar. Quizás solo les cojas el gusto con el tiempo. Pero lo que es seguro es que te sentarán bien y te dejarán una sensación agradable al final.

Con The Wire ocurre los mismo. No sabe bien al principio. Puede que no sea fácil de tragar, como esas otras “hamburguesas” televisivas en las que se sucede la acción de forma trepidante. Puede que requiera de parte del espectador un esfuerzo adicional para seguir la trama, no como las que tienen un reparto que no supera los 5 personajes principales y un argumento que podría seguir cualquier niño de 5 años. Pero a la larga, como con la verdura, merece la pena haber consumido el producto. Mi recomendación para cualquiera que quiera ver The Wire es que sea paciente. No es Breaking Bad ni True Blood, no sucederán mil cosas por minuto, pero se irán construyendo poco a poco la ciudad y sus personajes en tu cabeza, y eso, al final, tendrá su recompensa. 

En resumen, no lo digo por que quede bien decirlo, ni porque sea una moda, ni para hacerme el interesante, pero The Wire es realmente una de las mejores series que he visto nunca, por el simple hecho de que su complejidad hace que al final el esfuerzo merezca la pena. No es superficial ni en los temas ni en los personajes. Otra cosa es como se venda, y el ritmo que tiene, que la convierte en algo distinto a las series de ‘solo para pasar el rato’. Pero es como en el cine: a veces apetece una película de las que no te hacen pensar demasiado, y a veces otras que recordarás durante años.

Para acabar, quiero dejar la música con la que terminan todos los episodios. Una música que me gustaba dejar hasta el final después de ver un capítulo. 

 

 

Y no puedo contenerme en decir… ¡Joder, esta mierda es buena!

 

Más información: Web oficial | Imdb | Wikipedia

4 comentarios

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com:     La fotografía social de una ciudad The Wire no solo es una retrato del trabajo policial en la ciudad de Baltimore. Es una fotografía en alta definición. Es una imagen con todos los detalles, que no esconde la complejidad …..

  2. Muy buen artículo, me lo habían recomendado muchas personas pero no terminaban de convencerme. Me ha gustado tu análisis sobre la jerarquía complejizada y el simil con las verduras :D

    1. Gracias por el comentario. Si le das una oportunidad, verás que es muy buena serie.

  3. […] – ‘The Wire’, un retrato realista de la vida policial […]

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: