Star Trek TNG: Buscando pareja [2×19]

 

ST_TNG_Banner_2_19

 


Sinopsis

 

Fecha estelar: 42859.2.

El Enterprise es el encargado de transportar a los Antedianos, delegados de un planeta nuevo, hacia una conferencia de la Federación que se celebra en Pacífica. Por sorpresa reciben también la visita de Lwaxana Troi, madre de la consejero de la nave. Según la consejero Troi, su madre se encuentra en una fase común de las mujeres betazoides, durante la cual aumenta su deseo sexual y busca desesperadamente a una pareja, siendo Picard el elegido de Lwaxana.

 

 


Comentarios

 

A medida que se avanza en una serie, se crea todo un mundo de personajes que facilita crear episodios futuros recurriendo a un tema o a un personaje ya conocido. Lo hemos visto con Q, por ejemplo. Esta vez vuelven a aparecer la madre de Troi y su inseparable mayordomo, que ya habíamos visto en el episodio de la primera temporada “Puerto”. Curiosamente en el episodio siguiente a aquel, “El gran adiós”, se vio la recreación de Dixon Hill (una novela negra a la que es aficionado Picard) en la Holosala. En este episodio también se recupera esa recreación. Este tipo de referencias a la propia serie es algo que funciona bien, porque ayuda a los espectadores a memorizar el imaginario creado en la serie, algo que es bastante propio de las series de ciencia ficción.

 

2_19_Lwaxana

Lwaxana ya a subido a la categoría de “personaje habitual”

 

Mucho me temo que esta vez tampoco pueda hacer referencias a nada científico, lo que no siempre es fácil según el motivo del episodio. Bueno, en realidad hay un momento en que Data suelta un montón de datos aparentemente científicos, pero que son ocurrencias de los guionistas y apenas se entienden nada (como nombres de minerales inventados y cosas así). De modo que nos tendremos que conformar con contar lo que sucede.

El episodio comienza con la llegada de los Antedianos, que son como una especie de peces humaniodes. Sí, es un poco raro, pero es la mejor definición que se me ocurre, porque sus cabezas son como la de un pez, pero se mueven de pie como una persona. Y me ha costado saber de que me sonaba tanto esa apariencia, hasta que me he acordado: ¡de Bob Esponja! En esos dibujos viven los peces con un aspecto parecido. Por otro lado, tiene delito que lo primero que diga Worf al verlos (puede que con ironía ahora que lo pienso) fuese “qué raza tan hermosa”. Con los aliens bizarros de Star Trek pasa como con los monstruos de feria: al principio parecen horribles, pero luego no puedes dejar de mirarlos.

 

Random_fish_with_drank    2_19_Antediano

Sabía que los había visto en algún sitio…

 

Cuando llegan a la nave, los Antedianos no están despiertos, sino que están en una especie de sueño, y a medida que avanza el episodio se van despertando poco a poco. Una vez despiertos, se dan una comilona de algo bastante asqueroso, y ya está, esa es toda la aportación de los Antedianos al episodio. Salvo una cosa más, que diré al final, aunque no muy importante para lo que sucede durante el capítulo.

Por su parte, la madre de Troi sigue con su actitud de diva atractiva que ya habíamos visto en la anterior ocasión. Está convencida de que la desean los hombres, sobretodo Picard, y nunca sabremos si es verdad, porque sus poderes betazoides le dan la ventaja de saber lo que Picard piensa sin que él lo diga, así que quizás sea cierto. Cierto o no, no deja de ser divertido que Lwaxana exprese en voz alta los supuestos pensamientos lujuriosos de Picard. En su búsqueda frenética de pareja, que como digo en la sinopsis es algo natural en las betazoides a una cierta edad, se convierte en una pesadilla para aquel que haya tenido la desgracia de haber sido el blanco de su fijación sexual. En primer lugar ese objetivo es Picard, pero este se “deshace” de ella con dos técnicas que son dignas de enmarcar.

La primera forma de quitarte de encima a una pretendiente es sencilla: haz que los momentos que pasáis juntos sean insoportables y lo más alejado del romanticismo posible. Y no ha mejor manera de conseguir eso que invitar a un androide sabelotodo que tiene una base de datos repleta de anécdotas y conocimientos científicos que, por lo visto, aburren a las mujeres. Picard hace lo propio invitando a Data a una cena con Lwaxana, y el resultado es lo que se espera. Sutil pero eficaz.

 

2_19_Data

¿A qué mujer no le gusta que le hablen de ciencia en una cena romántica? A todas

 

Si de todas formas no consigues quitarte al (o a la) pretendiente de encima, como si fuera la pesada mofeta de dibujos animados Pepe Le Pew, siempre te queda la opción de la evasión. Huye a algún lugar donde no te encuentre e intenta pasar desapercibido. En el Enterprise hay un sitio ideal para eso: la sala de hologramas. Picard utiliza también esta estrategia desesperada para esconderse de Lwaxana, evadiéndose en su mundo ficticio favorita: el de las novelas de Dixon Hill. Aunque como la Holosala siempre hace de las suyas, por alguna extraña razón todos quieren matarle en el juego, lo que hace que no sea tan divertido. El siguiente objetivo de Lwaxana será Riker, que también decide utilizar la Holosala como escondite.

 

2_19_Bar

Un bar holográfico, el sitio ideal para escapar de una mujer

 

Al final resulta que la aparición de los hombres pez no era tan insulsa como parece. De repente, Lwaxana se convierte en alguien útil cuando desenmascara a esos peces-humanos como terroristas que planeaban hacer estallar una bomba en la reunión de la Federación. Sorprendente giro de los acontecimientos.  Aunque lo importante en este episodio es el humor que provoca la madre de Troi y sus lujuriosos impulsos hacia todo macho de la nave. Algo me dice que volveremos a verla en el futuro. Hasta el próximo episodio.

¡Engage!

 

Fuente de imágenes: Trek Core


Para otros episodios visita la colección: Star Trek TNG

2 comentarios

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com:     Sinopsis   Fecha estelar: 42859.2. El Enterprise es el encargado de transportar a los Antedianos, delegados de un planeta nuevo, hacia una conferencia de la Federación que se celebra en Pacífica. Por sorpresa reciben tamb…..

  2. […] que siempre, con esa obsesiva búsqueda de un hombre, atosigando a Picard a lo Pepe Le Pew, como ya la llamé una vez. Lo que no me esperaba es que tuviera algún pretendiente, y mucho menos que fuera un Ferengi […]

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: