500

 

500 entradas se merecen una entrada. “Pero, ¿por qué?” podría preguntarse el lector inquisitivo. ¿Es que acaso importa que el número de entradas sea múltiplo de 10? ¿Importa que hayamos adoptado el sistema decimal para nuestras matemáticas en lugar de cualquier otro? Si usáramos un sistema sexagesimal como los babilonios aún faltarían 100 para una coincidencia numerológica. Solo porque tengamos 10 dedos en las manos, ¿esta entrada es especial? Y lo más importante, ¿por qué Los Simpson no utilizan un sistema en base ocho si tienen ocho dedos?

Aún hay más preguntas inquietantes, como por ejemplo ¿estoy celebrando la entrada 500, o la 499? Porque esta es la que hace ‘500’, pero me esta quedando una cosa rara, y no es digna de celebración. Si celebro las 500 entradas escritas contando esta, mientras la escribo todavía no la he publicado, así que de momento tengo 499. Soy un farsante, fingiendo haber escrito 500 entradas sin haber terminado esta. Pero si escribiera la celebración en la 501 para celebrar las 500 escritas, una vez publicada, el número de entradas sería de 501, y la celebración de esta coincidencia matemática habría caducado en el mismo instante de la publicación.

Y aún hay más. Por alguna razón creemos que los números redondos son especiales, por eso hay participaciones ‘feas’ y ‘bonitas’ en la lotería. Todos los números tienen las mismas probabilidades de salir, pero nadie compraría el 55.555 ni loco. He caído en el mismo tópico de conceder a un número una dedicación especial: 500. ¡Además es la mitad de 1.000! ¡Habría que estar loco para no dedicarle una entrada a tal número! Parece ridículo, pero quizás no estoy celebrando el número en si mismo. Quizás el número solo es una excusa para escoger el momento en que mire hacia atrás y diga: “Vaya, así que esto es lo que llevo andado”. No es mucho si se piensa en el tiempo que llevo escribiendo, pero todas las entradas son especiales (todas son un 500), sobre todo desde hace unos 3 años (lo de antes mejor olvidarlo, pero ahí está).*

Así que esto es como una baliza en el camino, como un pañuelo en un árbol, una bandera en la montaña o una boya en el mar. Una señal que dice:”confirmo que he llegado hasta aquí, que llevo esto andado, y que continuo hacia adelante”.

 

 


*Expliqué con detalle la evolución del blog hasta 2010 en la página Acerca del blog.

4 comentarios

  1. Y que continúes muchas más :)

  2. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com:   500 entradas se merecen una entrada. “Pero, ¿por qué?” podría preguntarse el lector inquisitivo. ¿Es que acaso importa que el número de entradas sea múltiplo de 10? ¿Importa que hayamos adoptado el sistema decimal para nues…..

  3. […] año alcancé las 500 entradas y lo celebré publicando una, ¿o era la 499? Para descubrirlo hay que leer la entrada […]

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: