Dos formas de viaje a través del tiempo en la Ciencia Ficción

 

Aunque he ido escribiendo sobre viajes en el tiempo en algunas entradas de ciencia ficción(como el comentario de ‘El efecto entropía’, ‘Un guijarro en el cielo’ o el episodio de Star Trek ‘La Zona Neutral), ahora he creído oportuno dedicar una sola entrada exclusivamente a diferenciar los dos tipos de viaje en el tiempo que aparecen en la ciencia ficción. Lo que me ha motivado a ello es una de las entradas sobre Star Trek TNG que escribo semanalmente. Como pretenden ser cortas y amenas, no me parecía buena idea soltar el rollo allí, así que aquí está en su lugar. No me voy a enrollar con todo lo que podría comentarse acerca del tema, que es mucho y muy interesante. Me voy a concentrar en las dos típicas concepciones que se tiene del tiempo en la ficción: el tiempo como algo que puede cambiarse (y así generar distintas historias) o el tiempo como algo que solo genera una única historia.

 

El tiempo flexible o de historias alternativas

El viaje en el tiempo que produce realidades alternativas es una forma de solucionar la paradoja del abuelo. Si pudieras viajar al pasado y matar a tu abuelo antes de conocer a tu abuela, no habrías nacido ni habrías podido viajar atrás en el tiempo, luego es una paradoja. Una forma de solucionarla es imaginar que cuando viajas y matas a tu abuelo (o cambias algo del pasado), a partir de entonces se producen una serie de acontecimientos diferentes a los de tu línea temporal. Eso produciría una nueva historia, en la que tu no existes. Películas con este tipo de tiempo son Regreso al futuro o El efecto mariposa, por ejemplo.

El problema es que hay que imaginar tantas realidades como sean necesarias, todas ligeramente distintas entre si, pero sin que ninguna deje necesariamente de existir, o sea mejor que otra. Tampoco es necesaria una consistencia entre eventos pasado y futuros. Si viajas al pasado para salvar a alguien de una muerte, por ejemplo, al estilo de Superman, eso no es consistente con tu auténtico pasado. Según esta forma de entender el tiempo, en ese instante crearías un nuevo futuro, y todos tan contentos. Los habitantes (o fiambres) de tu línea temporal que no viajaron contigo en el tiempo seguirán vivos (o muertos) en alguna realidad alternativa, ni más ni menos real que la nueva.

Además, si pensamos en que un suceso no es más “correcto” que otro, en el sentido de que no hay un único suceso que sea “el real” (si no solo infinitas probabilidades), la gente podría viajar al pasado para crear una línea temporal a su gusto y cada uno viviríamos en una realidad alternativa en la que todos seríamos ricos y famosos, por ejemplo. ¿Y qué hay del resto de personas? ¿Y si Superman, al cambiar el pasado para salvar a Lois Lane, estuviera matando a otra persona? Las implicaciones éticas de cambiar el pasado suelen dar mucho juego en este tipo de historias. 

 

superman

Superman logra cambiar el pasado, creando así una nueva línea temporal donde Lois sobrevive

 

El tiempo invariable o de historia única

El otro tipo de viaje temporal, por el que siento más simpatía, es aquel en el que solo hay una realidad. Una sola historia o línea temporal en la que sucede una sola cosa. Viajar en el tiempo es como moverse en distintas posiciones de una única vía de tren. Viajar hacia atrás para cambiar algo supondría un evento que no cambia el futuro, si no que el futuro sería precisamente como es porque se produce ese cambio en el pasado. Así se respetaría la causalidad, porque todo está “cosido” de principio a fin. Pero, aunque esta forma de entender el tiempo me guste por la consistencia que produce normalmente en las historias (Donnie Darko, Doce monos), tiene un pega bastante grande que no me gustan tanto.

El problema es que hay que asumir que existe el destino. Es decir, que independientemente de nuestras decisiones y viajes en el tiempo, siempre sucederá lo mismo. Incluso nuestras acciones para evitar eventos pueden ser la causa de esos eventos. Sería renunciar al libre albedrío, como si el futuro estuviera fijado de antemano. Sería imposible cambiar nada, así que si viajaras atrás en el tiempo para matar a tu abuelo, la pistola se encasquillaría, o te mataría él antes, o cualquier otra cosa te lo impediría. Porque eso nunca sucedió (al haber existido tú y podido viajar en el tiempo). Las decisiones que tomes en el presente pueden haber estado condicionadas por tu ‘yo’ del futuro que ha viajado al presente para evitar que hagas algo, que harás igualmente gracias a la influencia de tu ‘yo’ futuro. Interesante para una historia, ¿no? Si tuviera más talento…

 

Donnie Darko

En Donnie Darko, lo eventos futuros están predestinados a suceder

 

Como se ve, las dos formas de entender el viaje en el tiempo tienen sus problemas. Sin que se pueda cambiar el pasado, no hay lugar para la esperanza de evitar que alguien muera, por ejemplo, y hay que aceptar la idea de destino. Aún así, me gusta más esa segunda forma que la primera, porque como digo puede dar lugar a historias más coherentes de principio a fin. En cambio, las realidades alternativas me parecen un truco un tanto fácil. Pensándolo bien, la pega del segundo tipo de viajes, asumir la existencia del destino, no es tan grave. Solo hay un futuro posible, pero al menos puede mantenerse la relación causa-efecto incluso si las causas vienen de un viajero en el tiempo. De las dos formas, es definitivamente mi favorita.

 

 

Más información: Wikipedia


Esta entrada pertenece a la colección: Sobre la ciencia ficción

5 comentarios

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com:   Aunque he ido escribiendo sobre viajes en el tiempo en algunas entradas de ciencia ficción(como el comentario de ‘El efecto entropía’, ‘Un guijarro en el cielo’ o el episodio de Star Trek ‘La Zona Neutral’), ahora he creído…..

  2. […] ficción habitualmente. Como me quedó un poco largo, he publicado una entrada aparte que se puede leer aquí. En resumen, hay dos formas de entender los viajes en el tiempo: una en la que la historia puede […]

  3. […] Tiempo flexible o de historias alternativas. Ya escribí una vez sobre dos tipos de “tiempo” posibles que se usan en la ciencia ficción sobre viajes en el […]

  4. […] de transporte al pasado es que puede resultar en una paradoja si solo hay una línea temporal (tiempo de historia única), puesto que si escondes un objeto en el pasado, y nadie lo descubre, seguirá escondido en el […]

  5. […] he escrito varias veces en este blog sobre las diferentes formas de viajar en el tiempo que aparecen en la ciencia ficción. O para ser más preciso, de las diferentes interpretaciones de […]

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: