Ciclo de Trántor: Segunda Fundación [Asimov, 1953]

 

 

Este es el último libro de la trilogía (los dos primeros también los he comentado en este blog: Fundación y Fundación e Imperio). Voy a hacer un breve repaso del argumento general, sin desvelar mucho, para refrescar un poco la memoria:

En el futuro de la novela que plantea Asimov los humanos hemos conquistado la galaxia y estamos ubicados en millones de planetas. Tras un largo periodo de un régimen imperial, Hari Seldon predice la caída de dicho imperio gracias a la ciencia de la psicohistoria. Para acortar el periodo de transición a un Segundo Imperio, decide crear dos fundaciones en dos extremos de la galaxia. El primero de los libros se centra en el crecimiento de una de esas Fundaciones, dedicada a la ciencia pero carentes de psicohistoriadores, para que no intervengan en el Plan Seldon. Parece que nada puede detener la expansión de la Fundación ni la caída del Imperio, hasta que en el segundo libro aparece en escena el Mulo, un mutante que, por sus habilidades, puede influir en la historia y desviarla por caminos no predichos por Seldon.

Al comienzo de esta última historia, el Mulo se ha hecho con el control de la Fundación (que al mismo tiempo había conquistado prácticamente toda la galaxia tras la caída del Imperio). Pero hay algo que el Mulo todavía no ha conseguido: la ubicación de la Segunda Fundación que creó Seldon. Estos miembros anónimos de la Segunda Fundación actúan en la sombra, y pueden crear más de un problema al Mulo, al ser lo único que queda de Seldon y de su plan, que parece imposible eliminar totalmente. Este libro se centra, por lo tanto, en la búsqueda de esa Segunda Fundación.

 

Argumento y comentarios

 

La primera parte está escrita de forma original, intercalando la historia principal con predicciones de la Segunda Fundación. El capitán Pritcher, que anteriormente luchara contra El Mulo, ahora se encuentra bajo su influencia. Channis es un misterioso personaje, en cambio, que no parece necesario “convertir” para garantizar su lealtad hacia el Mulo. La novela a partir de aquí es una colección de giros en la historia, alimentados por la desconfianza mutua entre Pritcher y Channis, y por el misterio que rodea a la Segunda Fundación, a sus supuestos miembros, y a su ubicación.

¿Cómo saber quién está controlado y quien es dueño de sus actos? Todos los personajes parecen tener la situación controlada, hasta que el siguiente giro en la historia revela una nueva sorpresa. Siempre parece haber alguien “más listo” que lo previó los actos del resto. El anonimato de los miembros de la Segunda Fundación y sus “poderes” (semejantes a los de El Mulo), hacen posible todo ese “juego de espías”. Es original, pero la verdad es que uno puede acabar mareado de tantos giros argumentales, que todos suenan bien pero ninguno es el verdadero. Aunque reconozco la dificultad de plantear esas hipótesis de los personajes desde distintos puntos de vista, y que siempre suenen plausibles.   

En la segunda parte, La Fundación resurge de nuevo, por lo que después de todo quizás el Plan Seldon siga su curso, y el Segundo Imperio llegue en los próximos siglos próximos años (y no los miles que pasarían sin la intervención temprana del psicohistoriador). El problema es que la Primera Fundación, para su correcto desarrollo, no debía conocer la existencia de la Segunda Fundación, pero se dio a conocer a partir de lo sucedido en la primera parte. Eso da lugar a más situaciones tipo “juego de espías” como el comentado antes. En cierta manera se sigue aprovechando la baza de la Segunda Fundación anónima e indetectable. Me recuerda a esas películas, tipo La invasión de los ladrones de cuerpos, en las que hay personas aparentemente normales, pero  en el fondo distintas e indistinguibles de las “normales”.

Cualquiera puede ser de la Segunda Fundación, y como consecuencia en cualquier momento se puede revelar la sorpresa de un personaje que lo sea. En esta segunda parte se juega mucho con eso. No deja de ser entretenido, porque es una fábrica constante de sorpresas, pero también como he dicho antes puede resultar demasiado fácil crear esas sorpresas si literalmente cualquiera puede ser de la SF y puede estar ubicada en cualquier sitio.

Por último quiero añadir que Asimov es (fue) muy optimista con el estudio de la actividad cerebral. Estamos lejos de saber qué piensa alguien viendo su encefalograma, pero se van dando pequeños pasos, como identificar zonas del cerebro que corresponden a ciertas emociones, o el control de robots a partir de esas señales. Quizás sea posible en el futuro, no lo sé.

 

La trilogía de la Fundación

 

En retrospectiva, teniendo en cuenta los tres libros, me parece que la historia va ganando a medida que se avanza, probablemente porque en los últimos libros ya se está familiarizado con el universo ficticio de la novela. Por eso seguramente el primero se me atragantó un poco más. La dificultad de seguir una gran historia con siglos de duración y multitud de personajes se compensa añadiendo periódicamente en los tres libros resúmenes (infiltrados con explicaciones de los personajes, o anotaciones de una enciclopedia) de toda la historia transcurrida hasta el momento. Confieso que sin esos recordatorios hubiera estado más perdido, aunque en conjunto la historia no es excesivamente compleja. Y por supuesto, si te gusta tanto como a mí el detalle científico-técnico de la ciencia ficción (aunque sean detalles sin sentido o inverosímiles) esta es la clase de novelas en las que se encuentran ciencias avanzadas con increíbles predicciones, y multitud de aparatos que debían sonar a ciencia-ficción en los 50, pero que quizás no estén tan lejos de ser una realidad (el transcriptor que aparece en la novela, por ejemplo, que escribe lo que se dicta).

Es lo que me gusta de la ciencia ficción, siempre va un paso por delante. Aunque me parece muy importante advertir que no todos esos pasos llevan por un camino practicable para la ciencia, lo que no sea posible científicamente (aún o nunca) siempre lo será en la imaginación (joder que bien me ha quedado eso).

 

One comment

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com:     Este es el último libro de la trilogía (los dos primeros también los he comentado en este blog: Fundación y Fundación e Imperio). Voy ha hacer un breve repaso del argumento general, sin desvelar mucho, para refrescar un p…..

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: