Ridley Scott y la improbable evolución de la vida

 

Hace unas semanas leí en el suplemento del New York Times de El País un reportaje sobre la nueva superproducción de Ridley Scott ambientada en el universo de Alien: Prometheus. Por lo visto en la película se tratan temas como el desarrollo de la vida y de los seres humanos.  Me llamó la atención que Scott tuviera la siguiente percepción (en la que se basa el argumento de la película) de la evolución de la vida en la Tierra:

 

Es casi “matemáticamente imposible” que la vida en la Tierra llegara donde ha llegado hoy sin ayuda […] ¿Quien la ha agilizado? ¿Nos han visitado dioses o alienígenas con anterioridad?

[Fuente]


¿De verdad es tan evidente que la vida no puede ser como es hoy sin una ayudita? Eso de “casi matemáticamente imposible” creo que es una percepción muy común que puede parecer evidente incluso, pero que es exagerada. Y no juzgo a nadie al que le parezca improbable la vida, porque la naturaleza rebosa de complejidad y aparente diseño. Además de ella formamos parte nosotros, que incluso somos capaces de preguntarnos por nuestro origen, así de grande es la complejidad de nuestro cerebro.

 

Prometheus

En Prometheus, un grupo de científicos investiga las posibles raíces extraterrestres de la humanidad

 

A pesar de que la reflexión de Scott pueda parecer de lo más razonable y sugerente, hace ya más de 150 años que existe una explicación natural para tanta aparente improbabilidad matemática. Por un lado, está el hecho de la evolución de la especies (que no digo que R. Scott la niegue, que sería como negar la gravedad). Por otro lado está la explicación de la cómo funciona la evolución, la teoría de la evolución de Darwin. Realmente no parece tan improbable que la vida haya llegado a donde está si se entiende como trabaja la evolución darwiniana. Los cambios en las especies se producen a partir de pequeños cambios que sí son probables, y que se trasmiten acumulándose de generación en generación, guiados por la selección natural.

Para entender cómo la selección natural puede explicar la complejidad y la aparente improbabilidad matemática a la que se refiere Scott, no hay nada como una clase magistral y divulgativa hasta el extremo de ser adecuada para niños que nos ofrece Richard Dawkins y su ‘Escalando el monte improbable’. Si tenéis una hora por delante, os lo recomiendo, y comprenderéis a qué me refería antes. Y si no la tenéis, también la recomiendo, porque merece la pena.

 

 

 

Que haya sido necesaria la intervención divina o extraterrestre para un suceso natural como lo es la evolución de las especies debería sonarnos tan raro como decir que los rayos y los truenos son demasiado extraños (que no lo son) para suponer que Thor no tiene nada que ver en ellos. Aún sigue quedando ese vestigio antiguo de que la vida es algo muy distinto a cualquier otro fenómeno natural, y que las explicaciones que se dan no son nunca suficientes.

Ya sé que Prometheus es solo es una película, y no es una crítica al argumento, que no se me malinterprete. Lo que digo es que la reflexión de Scott pretende ser algo razonable científicamente cuando no lo es. Aunque suelo darle importancia a estas cosas en las películas de Sci-Fi, eso no quiere decir que no me vaya a gustar. Prometheus la verdad es que promete bastante (valga la redundancia). Ya comentaré en una entrada qué me parece la película, cuando la vea próximamente.

 

7 comentarios

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com:   Hace unas semanas leí en el suplemento del New York Times de El País un reportaje sobre la nueva superproducción de Ridley Scott ambientada en el universo de Alien: Prometheus. Por lo visto en la película se tratan temas co…..

  2. […] es tan distinto y especial, que necesita ayuda extraterrestre para producirse? Sobre eso mismo escribí recientemente, al conocer la premisa de esta película. La película viene a apoyar la opinión extendida de que […]

  3. […] ‘Prometheus’, con un crítica algo menos positiva, por una premisa que no me gustó mucho, como comenté en otra entrada. También comente ‘El alucinante mundo de Norman’ que vi en el festival de Sitges de este año. […]

  4. Sí, y no faltará el creyente del antiguo astronauta que intentará decirnos que hasta Ridley Scott contempla la posibilidad de la hipótesis alienígena.

    1. Lo malo de esto es que mucha gente acaba mezclando lo que lee en el diario con lo que ve en el cine, y al final no diferencian la parte ficticia de la real. Y para colmo el director basa el argumento en un supuesto hecho (la inexplicable improbabilidad de la vida) que no lo es.
      Gracias por comentar.

    2. No hay de qué, voy a revisar tu blog, pinta muy bien.

      Un saludo.

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: