‘La Contra’ al margen de la ciencia

 

La Contra es una de las secciones más populares de La Vanguardia, sino la que más. Puede que por su posición estratégica en la contraportada, o por las heterogéneas temáticas de las hablan los entrevistados, el caso es que gusta a mucha gente. Aunque yo apostaría a que el éxito se debe sobretodo a la calidad de los entrevistadores: Víctor Amela, Lluís Amiguet e Ima Sanchís, que pueden atribuirse el mérito de haber creado un “estilo propio” de entrevista.

 

La-Contra-0077_2

Los autores de La Contra [Fuente]

 

A muchos de los lectores habituales de La Contra (entre los que me incluyo), y que al mismo tiempo les guste la ciencia y les preocupe la divulgación correcta de la misma, seguro que no les ha pasado desapercibido que algunas entrevistas estén dedicadas a temáticas aparentemente de ciencia, pero que son más propias de las pseudociencias1.

Muy a menudo son entrevistas diluidas en un ambiente New Age, normalmente sobre la consciencia (de la que la ciencia aún no puede decir gran cosa, de ahí que esta temática sea tan recurrente), pero sobre todo sobre el bienestar, la salud y la felicidad. La radiestesia, las “inteligencias” del corazón o el estómago, extravagantes ideas sobre la evolución como ésta o ésta, los supuestos peligros del wi-fi, el psicoanálisis, los renacedores, las vibraciones cómicas o la grafología son solo algunos ejemplos.

Siendo justos, he de decir que este tipo de entrevistas representan una parte minúscula del total. De hecho, como yo mismo he comprobado, de las últimas 20 entrevistas2, solamente dos de ellas (de I. Sanchís) las catalogaría de temática pseudocientífica. Esto es un 10%, de una muestra que, admito, es pequeña. Por lo tanto, cuando me refiero a estas entrevistas no hablo de toda la sección, sino de algunas ‘Contras’. No obstante, la difusión de mala ciencia me parece un tema preocupante, así como el éxito que tienen esas poco frecuentes entrevistas entre los lectores, a juzgar por lo comentarios que dejan en LaVanguardia.com. Puede que sea el único al que le preocupe esto, no lo sé. Lo que sé es que estas ideas New Age satisfacen emocionalmente a la las personas. Les hacen creer que pueden curarse con el poder de la mente, por ejemplo. No creo que haga falta decir porqué creo que eso es peligroso.

Hace pocas semanas, La Vanguardia dio la oportunidad a los lectores de hacer las preguntas que quisieran a través de las redes sociales. Como realmente me preguntaba si tenían algún filtro para los entrevistados, o podría ser literalmente cualquiera con la idea que fuese, les hice la siguiente pregunta:

 

Tweet

 

En realidad son dos preguntas, pero con la segunda se ve claramente la intención de la primera. Lo siento si rezuma sarcasmo, pero es que tenía que quedar claro qué quería decir con “alejado de la ciencia”. Obviamente, no me imagino que dediquen una entrevista a alguien que piense en una Tierra plana, o se la dediquen por pensar eso. ¿O quizás sí? Francamente no lo sé, porque la pregunta no fue seleccionada en ésta entrevista que os enlazo, así que aún tengo la duda.

Reconozco que es una pregunta con trampa: si dijeran que sí hay filtro, entonces, ¿dónde está? Decir que la Tierra es plana no es mucho más extravagante que decir que, según cómo hayas nacido, así serás en el futuro3. Las dos afirmaciones no tienen ninguna base científica. Si dijeran, por el contrario, que no existe filtro, ¿cualquiera podría entonces ser entrevistado por una idea absurda, sea la que sea? Si yo asegurara ser Napoleón, ¿me harían una entrevista?

Deben saber que ese filtro es un requisito de todo periodista que trabaje con ética, tengan más o menos. De no tener filtro ético, estarían sirviendo de altavoz y podio a personas que, literalmente, mienten sobre el estado de la ciencia actual. Y lo que es peor, demasiado a menudo hay un producto detrás del personaje (un libro, un aparato…) sospechosamente imprescindible para tu vida4. En decir, en ese caso La Vanguardia y en particular La Contra, serían cómplices de que algunas personas, alegando a la salud y el bienestar, se aprovechasen de la credulidad de otras. Como esto último es muy feo, prefiero pensar que sí tienen filtro, pero que no se aleja mucho de la Tierra plana, lo que por otro lado es bastante triste.  

Creo que la gente confunde a menudo dos conceptos de escritura parecida, pero de significado drásticamente distinto. No es lo mismo que una idea esté en los márgenes de la ciencia, a que esté al margen de la ciencia. La sutileza de usar una forma u otra es muy relevante. Una idea extravagante puede perfectamente estar en los márgenes de la ciencia, es decir, que se refiera a un campo que aún está por investigar. Por ejemplo, el estudio de la consciencia, o la constitución última de los átomos. Pero las ideas que yo critico en este post están al margen de la ciencia, es decir, que son completamente independientes de la misma. No importa si no hay pruebas o si directamente son proposiciones falsas sobre la naturaleza, hay personas que creen y difunden ciertas ideologías por conveniencia o dogmatismo, pero no por evidencias científicas, y en algunos casos La Contra les da la oportunidad de darse a conocer, e incluso ganar prestigio al salir en un periódico importante como es La Vanguardia. 

Los autores de La Contra tienen perfecto derecho y libertad para entrevistar a quien les plazca, faltaría más. Pero no deja de preocuparme la falta de espíritu crítico tanto en los autores como en los lectores. Yo recomendaría al entusiasta de lo alternativo que no se conformara con las ideas por el hecho de ser extravagantes o poco convencionales, ya que esas no son las cosas que infieren en su veracidad, sino que lo son las evidencias. Buscad, investigad y sed críticos (¡con este post el primero!), ya que ese escepticismo es, al fin y al cabo, la mejor forma que hay para aprender ciencia.

 

 

NOTAS:


1 Para el lector no habituado con el término, la pseudociencia es una disciplina (o ideología, o método, o terapia) que aparenta ser científica (por el uso de términos propios de la ciencia, de principios y teorías) pero que no tiene base científica o, directamente, se ha demostrado falsa.

2 Anteriores al 31/03/12, incluido. 7 son de I.Sanchís, 7 de V. Amela y 6 de Ll. Amiguet.

3 Eso dice el renacimiento consciente o rebirthing, que tuvo su espacio en La Contra.

4 Tras leer La Contra “El corazón tiene cerebro” tardé poco en encontrar el instituto http://www.heartmath.org/, que se supone ha descubierto lo que dice esa señora. Una vez allí tardé aún menos tiempo en dar con productos para mí salud y bienestar, que parecen normales y corrientes (como un pen-drive o unos auriculares) pero que aportan “beneficiosas” ondas electromagnéticas. Vamos, el timo de la estampita.

Por cierto, en ciencia, algo no está probado científicamente porque un instituto dedicado a probar algo diga que lo ha hecho. Son imprescindibles los estudios independientes. Que un instituto dedicado a investigar la homeopatía dice que funciona, no sirve de mucho si no se reproducen los resultados en otro instituto independiente. Lo mismo sucede con el caso anterior. Ya escribí una entrada sobre la necesidad de la reproducibilidad y los fraudes en ese sentido.

5 comentarios

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com:   La Contra es una de las secciones más populares de La Vanguardia, sino la que más. Puede que por su posición estratégica en la contraportada, o por las heterogéneas temáticas de las hablan los entrevistados, el caso es que …..

  2. […] a menudo trabajan al margen de la ciencia (y no en los márgenes de la ciencia). La entrada es ‘La Contra al margen de la ciencia’. Por cierto, aún nadie ha contestado a la pregunta que hice por Twitter, y que presento en esa […]

  3. […] a menudo trabajan al margen de la ciencia (y no en los márgenes de la ciencia). La entrada es ‘La Contra al margen de la ciencia’. Por cierto, aún nadie ha contestado a la pregunta que hice por Twitter, y que presento en esa […]

  4. […] entrevistados, o si hay algo éticamente reprochable en dar voz a una lucrativa fantasía infantil. Ya me pregunté una vez sobre ese hipotético filtro, y aún sigo sin respuesta. Lo que quiero es destacar la profunda […]

  5. […] que pueda parecer), nos preocupa la difusión de la pseudociencia que hacen en esa sección. Cuando dediqué una entrada en este mismo blog a esa preocupación, me sorprendió que no hubiera más movimiento en la red sobre este tema (o yo […]

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: