El éxito de la medicina alternativa

 

Este es un tema que llevaba tiempo tocándome los chakras. Cada dos meses recibo en mi casa una revista gratuita sobre (se supone) salud y belleza. La revista tiene incluso un blog, por si queréis echarle un ojo. Como es de esperar siendo gratuita, los anuncios y la propaganda están en una página sí y en otra también. De los anuncios sorprende que, entre alguna que otra peluquería o centro de estética, hayan tantos centros en los que se aplican tratamientos como la aromaterapia, la mesoterapia, el yoga, el reiki, la acupuntura, las flores de Bach, la reflexología o la quiropráctica, por poner solo algunos ejemplos. De hecho, de los 16 anuncios que hay en sus 20 páginas, en 7 se ofrece algún tipo de producto o terapia alternativa.

Puede que a muchos lectores no les resulte más llamativa alguna de las terapias anteriores que la manicura, los masajes o la depilación. Todo parece, a simple vista, formar parte del mismo saco de la salud, la belleza y el bienestar. Entonces, ¿qué tienen esas terapias de especial? Para responder a esa pregunta, tan solo es necesario informarse de los fundamentos de dichas prácticas. Eso sí, con cierto sentido crítico. Por ejemplo, no valorando anécdotas o rumores al nivel de estudios científicos independientes. No considerando curaciones a la desaparición de males leves, como dolores de cabeza, que se suelen curar solos (dejando por imposible la evaluación de cuánto a tenido que ver en ella la terapia). Y tampoco dejándose llevar por emociones, falacias o prejuicios cognitivos, como por ejemplo, el del hecho de que exista muchísima más información en internet a favor que en contra de estas terapias (que demuestra el éxito, pero no la eficacia), o por el uso de términos científicos como energía o cuántico.

La lista de terapias alternativas es muy larga. Una divertida muestra es la de la imagen de abajo.

 Alt Med Flowchart esp

Lista de terapias alternativas, ¿cuál es la tuya? (clic para ampliar) [Fuente]

 

La intención de esta entrada no es explicar de que trata cada una, ese trabajo se lo dejo al lector, al poder ser eso sí, con los consejos de espíritu crítico que di antes. Mi intención, por otro lado, es compartir mi sorpresa y descubrimiento del creciente éxito de la medicina alternativa.

El éxito es bastante palpable, pero puede pasar desapercibido si no has oído hablar de ellas antes (y por lo tanto cuando las ves quizás no te llamen la atención). Yo en cambio lo he notado en varios aspectos. Uno de ellos ya lo he comentado, y es la revista que recibo cada dos meses con abundancia en esos temas. En el último número que he recibido de la revista, el propio director reconoce su sorpresa por (cito textualmente) “los cientos de mails que hemos recibido en muy poco tiempo solicitando recibir la revista en su domicilio”. Es decir, que el atractivo de estas terapias está claro.

Además, la cantidad de centros de terapias alternativas en mi población y los alrededores es también sorprendente, por los anuncios que he visto. Tanto es así, que si quisiera que me hicieran una sesión de acupuntura tendría dos sitios a los que ir a menos de 4 minutos de mi casa (que hasta lo he comprobado con el Google Maps). Uno de los sitios parece solo un dentista, pero también es un centro de rehabilitación que ofrece tratamientos de acupuntura, homeopatía, reflexología podal y otras terapias. El otro es un centro Cuida’t, del que podéis visitar la web para ver qué ofrecen. Puede que sea casualidad lo de la cercanía de esos dos centros con mi casa, pero el caso es que para ir a mi ambulatorio tengo que andar más.

No me parece exagerado extrapolar el éxito de esta medicina alternativa no solo a mis alrededores, sino también al resto de los países “desarrollados”. Parece increíble que en la era de la medicina actual, y a pesar de los avances, sigan triunfando tantas veces las supersticiones e ideas mágicas de siglos atrás, muy a menudo incompatibles con las bases de la química o la biología modernas.

Cualquiera que quiera emplear su dinero en que le apliquen movimientos mágicos de manos, le equilibren energías indetectables o en consumir componentes activos inexistentes, es libre de hacerlo. Quizás le produzca satisfacción emocional o sea adicto al placebo, no lo sé. Pero todo el mundo debería conocer el motivo por el que esas terapias se llaman alternativas, ya que las medicinas y terapias alternativas que funcionan tienen otro nombre: medicina.

8 comentarios

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com:   Este es un tema que llevaba tiempo tocándome los chakras. Cada dos meses recibo en mi casa una revista gratuita sobre (se supone) salud y belleza. La revista tiene incluso un blog, por si queréis echarle un ojo. Como es de …..

  2. […] dañinos pero con una gran difusión y con la misma falta de credibilidad ni base científica: las terapias o medicinas alternativas. Estas a menudo están basadas en supuestas propiedades del cuerpo que no se han podido probar, o […]

  3. […] ‘bando’ he escrito un par de entradas sobre el preocupante auge de la medicina alternativa: ‘El éxito de la medicina alternativa’ por un lado, que presento esta situación con un ejemplo personal sobre la cantidad de centros […]

  4. […] ‘bando’ he escrito un par de entradas sobre el preocupante auge de la medicina alternativa: ‘El éxito de la medicina alternativa’ por un lado, que presento esta situación con un ejemplo personal sobre la cantidad de centros […]

  5. […] y normalmente les presto atención porque no deja de asombrarme la cantidad de rollos ‘New Age’ que uno puede llegar a encontrarse si presta atención. Por lo menos, consiguen hacer que el paseo sea menos aburrido, incluso a […]

  6. alex dilo · · Responder

    se llaman alternativas ,por que la palabra medicina ,la tienen secuestrada,la industria que desde hace 120 años domina el planeta es la industria farmaceutica le vendio la idea a los gobiernos del mundo que solo ellos eran sabedores de la verdad, todas las terapias alternativas funcionan pero no para todos de igual forma que un farmaco funciona, pero no para todos, el laboratorio mas grande de herbolaria no es nada contra el poder de un laboratorio farmaceutico,,curarse con plantas es tomar la experiencia de miles de generaciones ningun farmaco tiene esa esa experiencia ,que hay chalatanes si ,pero un dia finge una enfermedad y presentate en un hospital y te convenceras que tambien los hay de bata blanca,pero no olvidea llevar tu tc con un buen limite de credito e investiga cuanta gente muere por cirrosis medicamentosa,

    1. La historia de siempre, la poderosa industria farmaceutica y la humilde empresa herbolaria. Pues ni las farmaceuticas son tan poderosas(los medicamentos deben pasar controles que pueden durar años hasta que se venden, lo que supone pérdidas y gasto de recursos), ni las alternativas tan humildes (vease Boiron que factura bastante al año).
      Si una terapia alternativa se demuestra que funciona, perfecto. Para saberlo, hay que usar la ciencia, y se convertirá entonces en medicina. Si no funciona, no es medicina.
      La validez de una idea, o en este caso el valor medicinal de algo, no se mide por las experiencias acumuladas cuanto más tiempo mejor, sino sobre la fiabilidad de esa experiencias, para ello usando un método como el científico, no el testimonio personal.
      Un saludo

  7. […] Y si a esto le sumamos el efecto placebo, se comprende perfectamente por qué tiene tanto éxito la medicina alternativa. Por ejemplo, personas que han mejorado de su enfermedad, a veces tan simple como un catarro (que […]

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: