Fringe y el GPS del Jurásico

 

Parece que últimamente la haya tomado con Fringe. Primero, escribiendo sobre la serie como una forma nada aconsejable de aprender ciencia, y ahora esto. Aunque tengo que decir que no tenía previsto escribir la primera. A veces salen entradas de intentar escribir otras que quedan muy largas. Bueno, a lo que voy: se podría decir que en esta entrada explico un ejemplo con el que se entiende muy bien el por qué escribí aquella otra.

Hay muchos aspectos en la serie que, como es natural siendo de ficción y fantasía, no tienen cabida en el mundo real (ni falta que hace). Ahora bien, si el creador de la serie es consciente del aspecto fantástico de la misma, normalmente explica en qué consiste esa fantasía. O al menos la sitúa de forma que la entienda el espectador en el contexto fantástico de la serie. Por ejemplo, mientras no se diga lo contrario, en el universo de Fringe hay gravedad, conservación de la materia-energía, un Sol y una Luna. Si no fuese así en algún aspecto (totalmente admisible siendo fantasía), tendría sentido decirlo o al menos sugerirlo, para que el espectador no de por supuesto que ese mundo es como el real en dicho aspecto.

Intentaré ahora explicar el caso de Fringe sin desvelar demasiado del argumento: resulta que en cierto capítulo [1] Walter Bishop y compañía reciben unas señales emitidas hace millones de años que les indican las coordenadas (latitud y longitud) donde pueden encontrar ciertos objetos enterrados bajo tierra. Y hasta aquí puedo leer, pero hasta donde he leído es suficiente como para hacerse unas cuantas preguntas.

 

normal_Fringe311Reciprocity923

Edición en castellano, en la serie, del libro ficticio sobre Los primeros hombres [4]

 

Para empezar, olvidémonos de cómo reciben esas señales (que si os soy sincero no recuerdo, pero tampoco importa), y olvidemos también quién las pudo enviar. Lo único que sabemos es que, como dicen en otro capítulo posterior [2], los emisores (los primeros hombres como los llaman) vivieron, atención, millones de años antes del Jurásico. Eso significa hace más de 200 millones de años [3].

No voy a entrar en si es posible o no que una civilización capaz de enviar señales que pueden recibirse millones de años más tarde no haya dejado ni un rastro fósil o arqueológico, cuando podemos saber hasta qué cenó un T. REX antes de morirse. Quedémonos, pues, con que reciben coordenadas de objetos enterrados hace como mínimo 200 millones de años.

El problema es que por aquella época el aspecto de los continentes era muy distinto al de ahora, a causa de la tectónica de placas. Porque, aunque no lo notemos, la corteza terrestre se mueve. Muy lentamente, pero lo hace. El aspecto de la tierra que emergía del agua en el jurásico superior (hace 150 millones de años) es el de la imagen de abajo.

 

800px-LateJurassicGlobal

Los continentes hace 150 millones de años [Wikipedia]

 

Como podéis ver, la cosa ha cambiado mucho. Las placas tectónicas no son estáticas, de modo que un objeto enterrado en un pedazo de suelo de esa época puede acabar en unas coordenadas completamente distintas de las iniciales.

Como he comentado al principio, y también escribí recientemente en otra entrada, si no se dice lo contrario, el espectador supone que en todos los aspectos de la naturaleza el universo de la serie es como el mundo real (o lo que conoce el espectador del mundo real). Cuando hay alguna incongruencia con el mundo real, pero que no ha sido sugerida en la serie como un elemento fantástico más, entonces hay dos opciones posibles: una es que el espectador tenga que adivinar los que es fantástico en la serie aunque no se haga referencia a ello, la otra es que sea un error del guión.

Antes de pensar que es un error, podemos imaginar dos posibles soluciones: una, es que podría ser que esa civilización ya tuviera en cuenta que los continentes se mueven, y hubiera incluido el efecto de la deriva continental en sus señales de coordenadas. Pero entonces el problema es que también deberían saber cuando esas señales serían recibidas.

La otra posible explicación es que las coordenadas recibidas sean las iniciales de hace millones de años, pero las correcciones se hayan hecho en el presente, conociendo cuál ha sido el movimiento de las placas, y por lo tanto la posición actual.

Si es alguna de estas dos explicaciones la correcta, en la serie no lo han sugerido (al menos de momento). Esperaremos a ver la temporada entera antes de dictaminar que es un error de guión, pero todo apunta a que ni siquiera se le pasó por la cabeza al guionista de que hay una cosa que se llama deriva continental.

 

 

Referencias:

[1] Temporada 3, capítulo 6: 6955 kHz.

[2] Temporada 3, capítulo 11: Reciprocidad. A partir del minuto 41 aprox.

[3] http://es.wikipedia.org/wiki/Jur%C3%A1sico

[4] http://www.fringefiles.com/gallery/index.php

2 comentarios

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com:   Parece que últimamente la haya tomado con Fringe. Primero, escribiendo sobre la serie como una forma nada aconsejable de aprender ciencia, y ahora esto. Aunque tengo que decir que no tenía previsto escribir la primera. A ve…..

  2. […] Esta es una entrada entre la ciencia y la opinión que, junto a la del año anterior Los peligros de la mala divulgación científica, recoge mi preocupación sobre lo importante que es aprender ciencia de las formas y fuentes adecuadas. Creo que hoy en día el exceso de información no es bueno si no se sabe diferenciar lo científico de lo pseudocientífico. De la relación entre Sci-Fi y ciencia, a modo de ejemplo más divertido, también escribí Fringe y el GPS del Jurásico. […]

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: