A la Tierra no le importas en absoluto

 

  Admitámoslo, a la Tierra no le importas en absoluto. No le importa lo que les pase a los seres humanos. Con esto tampoco quiero decir que la Tierra odie a los humanos. Sencillamente esas calificaciones no son aplicables a algo como la Tierra, porque la Tierra no es una persona, no hace juicios, no toma decisiones, y por supuesto no toma represalias ni venganzas.

  Esta entrada la quiero dedicar a algo que hace tiempo que quería comentar en el blog. Se trata sobre la personificación. En algunos lugares he leído este concepto con la palabra antropomorfismo, aunque para mí eso significa otra cosa. Voy a explicarme. Me refiero a la personificación (al acto de personificar) como la tendencia a asignar propiedades o cualidades propias de los seres humanos al resto de animales o a objetos inanimados, como a la Tierra. Un ejemplo, en su versión más extrema, podría ser la de pensar que una planta está triste cuando esta ‘pocha’. Esta claro que la cualidad “triste” no es aplicable a la planta, aunque hay quien pensará que sí (se dice que si les hablas a las plantas crecen más bonitas, en fin…).

  Hay muchos más ejemplos no tan exagerados de personificación. Empecé a detectar una abuso de la personificación en la narración de muchos documentales sobre la naturaleza y la vida animal. Los animales son capaces de hacer cosas extraordinarias. Es increíble que las arañas puedan tejer esas telas con tanta maestría y hacer esos hermosos dibujos, o que la abejas ‘dancen’ para comunicarse con otras abejas. Los insectos en particular siempre me han fascinado bastante porque tienen esa capacidad de hacer cosas que parecen increíbles siendo unos bichitos tan pequeños y sin apenas cerebro. Todavía me sorprenden más cuando trabajan en grupo. Una colonia de hormigas a menudo se comporta como un solo individuo. Una vez vi como un grupo formaba un pequeño puente en un salto entre dos piedras para que el resto de hormigas pasaran por encima. Sorprendente, ¿no? Puede suceder que cuando uno ve esos documentales piense en un intencionalidad subyacente en la acción de las arañas, las abejas y las hormigas. Parece que la araña sea capaz de tejer de mil formas diferentes, pero que de entre todas haya escogido precisamente la que mejor distribuye la tela en el plano con el mínimo coste de tela (circunferencias concéntricas). Ese es un problema de geometría muy complicado para una araña, así que podríamos preguntarnos, ¿cómo sabe la araña como tejer su tela despider_net la mejor forma posible? Lo primero para contestar a esa pregunta es entender que se está personificando a la araña cuando se presupone que tiene la intención de hacer una tela y no otra, en lugar de pensar que actúa de la única forma que sabe, y que funciona de maravilla porque la selección natural consigue ese efecto con el tiempo suficiente. Cuando la voz en off del documental comenta las peripecias de los insectos, puede dar al telespectador esa falsa idea de intencionalidad, provocando la subyacente personificación del insecto. Si el narrador dice “La araña prepara su trampa de forma que ocupa la mayor superficie posible con la mínima cantidad de tela” podría conducir a la idea de que la araña así lo desea, cuando en realidad ni ella sabe porque lo hace. Lo mismo es aplicable a muchos otros insectos. Por ejemplo el ‘insecto palo’ recibe su nombre por su “increíble” parecido con una rama, lo que le permite camuflarse casi a la perfección entre las ramas de una planta de verdad. No es que el insecto haya tomado esa decisión, sino que no ser visto fácilmente supone una ventaja evolutiva evidente. No hay intencionalidad por parte del ‘insecto palo’ en parecerse a una rama. Se podría decir que los insectos están programados por hardware, saben hacer lo único para lo que están preparados. Los humanos en cambio podemos cargar un software específico que no tenemos de serie, lo que en la analogía informática que me acabo de inventar representa aprender algo nuevo. Por lo tanto considero la ”intencionalidad” de una acción como algo característico de humanos (y de otros animales) pero no de insectos.

  En la mayoría de mascotas y animales domésticos, sobretodo en perros, también aparecen ejemplos claros (y vergonzosos) de personificación. Hay gente que trata a su perro como si fuese una persona, literalmente. Les visten con ropa que simula la de una persona, cenan comida de los dueños, duermen en su cama… La personificación que más me llama la atención en el caso de los perros es la interpretación que se hace a veces de su comportamiento. Una vez leí que los perros son mejores personas que las propias personas. Si un perro te lame la cara, es que te está dando un beso. Cuando un perro le pone la pata encima a otro, le está abrazando. Y si un perro ladra después de hacerle una pregunta, es que te entiende y está contestándote. Todas estas cosas son un producto de una tendencia a la personificación, y existen mejores explicaciones que esas interpretaciones tan “humanas” de su comportamiento.

Por último quiero poner el ejemplo con el que empecé la entrada. Seguro que habéis oído hablar de nuestra “Madre” Tierra alguna vez. La que nos da todo lo que necesitamos y la que nos protege de los rayos nocivos del Sol. Aunque a veces también nos atormenta con huracanes y terremotos. Muchos piensan que debemos salvar a la Tierra y protegerla del cambio climático. Pero seamos honestos, nosotros no queremos salvar a la Tierra, queremos salvarnos a nosotros mismos. A la Tierra no le importamos y seguirá aquí cuando todos nosotros hallamos muerto. La Tierra lleva existiendo desde hace unos 4.500 millones de años y seguirá otros 5.000 millones más. Puede soportar un cambio climático sin problemas. La Tierra no debe salvarse, quienes debemos salvarnos somos nosotros y el resto de especies que habitan el planeta.

#221

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: