Herikberto y su empeño en el antropomorfismo

 

  El motivo de esta entrada tiene su propia historia. No quisiera enrollarme demasiado, pero me gustaría poner al lector en situación. Yo soy una persona a la que le ha interesado la ciencia desde siempre. Como muchos otros a los que nos gusta la ciencia, hemos aprendido muchas cosas viendo primero programas o libros infantiles, y luego documentales o libros de divulgación más para adultos. Además está, obviamente, la educación científica básica que casi todos recibimos en la escuela, y que no tantos seguimos ampliando en la universidad. Yo estudio Ingeniería Industrial, pero eso no me ha impedido aprender sobre muchas disciplinas que nada tienen que ver con la carrera. Normalmente me da por un tema, y cuando mis inquietudes están satisfechas, pues paso a otra cosa.

Últimamente, como se puede ver por entradas recientes en este blog, me ha interesado algo diferente de la ciencia. Se trata de aprender sobre la propia ciencia. Es decir, lo que se conoce como filosofía de la ciencia. Me sorprendí bastante al darme cuenta de que llevaba años aprendiendo ciencia pero realmente no sabía lo que era. Es decir, todos tenemos una idea de lo que es, pero existen casos en los que no es fácil diferenciar lo que parece ciencia (pseudociencia) y lo que lo es realmente. Leyendo sobre filosofía de la ciencia, encontré lo que son las pseudociencias. Aprendiendo más sobre las pseudociencias, me topé con personajes como James Randi, que a su vez me condujo a Richard Dawkins. Entonces se dio el caso de que tenía un libro de este último: ‘El relojero ciego’. No lo sabía por que el libro pertenece a una colección de la que no me he leído todos, y escogí leer ese por que al menos conocía al autor, pero no por el tema en particular. Pero me gustó, y entonces entendí un poco mejor la teoría de la evolución, ya que ni siquiera hice biología en bachillerato, así que dese tema estaba verde.

  Ese proceso de ir saltando de disciplina en disciplina no me convierte en experto de ninguna, por supuesto, pero me quita la curiosidad. Para ser biólogo, por ejemplo, hay que hacer todas las asignaturas de una carrera de biología como mínimo. Obviamente no es esa mi intención. Leer libros de divulgación y ver documentales, aunque se aprenda, no creo que sea suficiente para poder, por ejemplo, formular una teoría sobre el campo que se les haya pasado por alto a los científicos que como mínimo se sacaron la carrera. El siguiente ejemplo es el de un señor que sí se atreve a ello.

Herikberto

  El otro día estaba viendo el programa Buenafuente del presentador homónimo, del que soy un gran admirador. Resulta que invitaron para una entrevista a un tal Herikberto, que es diseñador gráfico, y que por lo visto tiene tanta imaginación que ha diseñado miles de seres extraterrestres. Además ha escrito una novela de ciencia ficción, y a mí me gusta la Sci-fi, así que pensé: genial. Bueno, pues nada mas empezar la entrevista, la primera en la frente: Buenafuente pregunta <<¿De qué planeta eres?>> y Herikberto contesta <<No lo se. A mi familia le digo que soy un mutante. Por que han habido unas abducciones en la Tierra. En principio iba a nacer en África.>>. Claro, yo aquí ya empecé a sospechar, pero aún veía una posibilidad de que fuese todo de cachondeo. Al fin y al cabo iba a hablar de pintura, diseño y de un libro de ficción, no de abducciones. Herikberto continúa: <<He estado 20 años encerrado haciendo una teoría […] En las películas, los extraterrestres son siempre antropomorfos y nadie explica por que>>, a lo que Buenafuente, muy ágil, responde: <<Para hacerlos más agradables>>. ¡ZASCA! La verdad es que lo que se me ocurrió a mí en aquel momento era que todos eran humanoides por falta de imaginación, pero lo que dice Buenafuente también es así. La prueba está en que no todos son humanoides, solo los “buenos” y alguno “malo”. Pero la mayoría de los “malos” son bichos asquerosos (¿por que será?). El invitado empieza a desarrollar su teoría de “convergencias múltiples”, y aún no me queda muy claro si está hablando del libro y por lo tanto es ficción, y si lo está diciendo en serio. Básicamente su teoría se empeña en que hay seres con formas antropomorfas (parecidos a nosotros) en otros planetas e intenta explicar por que es así. ¡Pero el caso es que nadie ha dicho que sea así! Es un empeño que tiene el hombre, y los cineastas de Hollywood. Después ya se va por la ramas y habla de diseñadores de universos y cosas por el estilo. Luego empiezan a hablar de la novela en la que se expone la teoría. Aún tenía una ligera esperanza de que todo estuviese relacionado únicamente con la novela, y por lo tanto fuese un producto de la tremenda imaginación de Herikberto, cuando sin previo aviso saca un libro que él mismo cataloga como “serio”, en el que explica la teoría, y que pretende ser científico.

  Es entonces cuando comenta que se ha visto influenciado por grandes biólogos como S. J. Gould y Richard Dawkins. Ese es el motivo por el que introduje los primeros párrafos de esta entrada. En cierto sentido me siento identificado con este hombre. Seguro que se sintió igual de motivado y fascinado que yo por la biología que aprendió de Gould y Dawkins. ¿Que diferencia hay entre Herikberto y yo, o cualquiera a quien le guste aprender darwinismo con Dawkins? Pues que nadie se atreve a hacer una teoría de ese tipo. Y no es por falta de imaginación (que tampoco tengo mucha), ni por que uno tema que le tachen de friki, sino por que creo que conozco la diferencia entre una teoría y un cuento, y también entre un biólogo de verdad y un aficionado a los libros de biología. Y Herikberto no es biólogo, es artista. Me da la impresión de que el Sr. Herikberto no sabe realmente qué es la ciencia.

  Los pasos que él sigue son estos: 1) Se plantea una hipótesis (hay seres antropomorfos, con cabeza brazos y piernas, en otros planetas), 2) se la cree, y 3) elabora una teoría que la explique. Y eso es lo que hace. Su “teoría de la convergencia” como la llama, es un cuento que suena muy bien, y que intenta explicar algo en lo que se ha empeñado este señor creer, sin tener motivos para pensar que es cierto. En la ciencia se necesitan pruebas. ¿Que sentido tiene elaborar toda una teoría (pasándose 20 años encerrado) si el pilar principal (que hayan seres antropomorfos en otros planetas) no está probado y quizá no sea cierto? Los pasos correctos son: 1)observar, 2)hacerse preguntas (plantear hipótesis), 3) poner a prueba las hipótesis con experimentos, por ejemplo, de los que obtienes pruebas, 4) por un proceso inductivo (de los casos particulares al caso general) formular la teoría. ¿Cómo puede hablar de la vida en otros planetas estando 20 años encerrado? El darwinismo es una teoría que pretende ser cierta en todo el universo, pero él compara el desarrollo de la vida en diferentes planetas y solo tenemos uno para comparar.  Y repito que sin pruebas no sirve de nada. Además, parece que no sepa que la evolución es de todo menos convergente. Las especies se diversifican y cambian sin ningún objetivo en mente. Otro punto es que la vida apareció en la tierra hace más de 2.000 millones de años, y la forma antropomorfa no es precisamente algo habitual, ni que debamos tener necesariamente. nosotros ¿Por qué existe esa convergencia con la forma humana? ¿Qué nos hace especiales al resto de animales? ¿Si tuviéramos otra forma, pensaría lo mismo, o la teoría seria distinta?

  Yo no dudo que este hombre sea un buen diseñador. He visto dibujos suyos en su página y molan bastante. El arte es algo que se le da bien, pero yo le aconsejaría que se retirara a tiempo en ese tema de las teorías “científicas”. Así solo conseguirá que le fiche Iker Jiménez y salir en Cuarto Milenio, como ya ha hecho, y que lo tachen de friki. Si le interesa la ciencia es genial, pero recuerde aquello de  “Ay Manolete, si no sabes torear pa’ que te metes’  

Referencias:  

#219

15 comentarios

  1. Hola, primero agradecer al autor de este blog su apertura a dar cabida a las distintas opiniones, incluso las más críticas, que han conformado este interesante debate.

    En segundo lugar no me voy a definir, ni como estudiante ni no estudiante, ni como poseedor de títulos universitarios o no, desde mi punto de vista esto carece de importancia a la hora de exponer una opinión valida sobre un tema determinado. Como bien se ha apuntado aquí anteriormente, Einstein no solo fue un pésimo estudiante y un simple funcionario de la oficina de patentes, si no que fue considerado literalmente “retrasado mental” por algunos de sus profesores de primaria, basándose para ello en los criterios académicos oficiales, lo cual nos ofrece una medida de cuan fiables son realmente estos a la hora de considerar la valía intelectual e incluso científica de un individuo determinado, sobre todo teniendo en cuenta lo poco que han variado dichos criterios desde los tiempos de Einstein hasta nuestros días.

    Poseer un título universitario hace presuponer a muchas personas que se posee un mayor conocimiento en el área especifíca que se trata, sobre todo en el caso de una rama altamente especializada como la investigación científica, pero la realidad es que incluso una persona que no haya pisado en su vida el sistema educativo oficial, puede haber desarrollado por medios autodidactas, tanto teóricos como empíricos, no solo mayores conocimientos científicos, si no unas capacidades más profundas y completas en la comprensión y ejecución de dicha materia. Hay pruebas irrefutables de este hecho, solo hay que buscarlas en los multiples ejemplos que podemos hallar en las biografías de infinidad de destacadas personalidades en los más diversos campos de la ciencia.

    Por otra parte creo que una opinión concreta sobre cualquier tema en este mundo, ha de ser tomada en consideración en base a su solidez argumentativa, a su propio valor intrínseco por llamarlo de alguna manera, independientemente de los logros académicos o sociales del emisor de esta opinión, tanto da que uno haya colaborado como artista con la NASA como que el otro tenga un título de Ingeniero por Oxford, nada de esto implica que una opinión sea más válida que otra a priori, ni siquiera en sus especialidades correspondientes, es más, al conocer el “curriculum” de los opinantes de antemano a las propias argumentaciones, estaremos sin duda altamente sugestionados y predispuestos a tener en mayor o menor consideración dicha opinión de una forma absolutamente subjetiva y arbitraria, por el simple prejuicio mental inconsciente de una asociación de valores a la persona con mayor reconocimiento social en su campo y no en base al propio valor, desarrollo y solidez argumentativa de su opinión, hecho este por cierto que podríamos considerar muy poco científico.

    Creer que se puede uno abstraer de su propia condición humana, y separar lo subjetivo de lo objetivo a la hora de discernir la realidad, es uno de los errores más comunes del pensamiento científico más recalcitrante, ese que se encuentra anquilosado en el racionalismo materialista pasado de siglo, pero que aún se imparte en muchas universidades cuando es la propia ciencia de vanguardia (porque en la ciencia como en el arte tambien existe la vanguardia y digamos la “retaguardia”) la que a través de la física cuántica demuestra que el simple hecho de la observación del universo es enteramente subjetivo, pues todo aquello que se observa es “creado” por la propio percepción del observador, y esto es demostrable además con microscopios y supercomputadores, los más avanzados que existen y que nos muestran a muchos ( a otros aún no) como algunas de las más antiguas filosofías sobre la naturaleza de la realidad, el universo como una creación mental, subjetiva, ilusoria que diría las tradiciones orientales, son ahora corroboradas por el propio método científico, como las leyes de la física newtoniana no solo no convergen con las de la física subatómica si no que en muchos casos se contradicen, haciendonos entender así que el universo no es ese lugar cuadriculado, sólido y mesurable que la mente racional trata inutilmente de construir y reconstruir diviendolo en secciones y haciendo afirmaciones tales como que la ciencia no tiene nada que ver con la creatividad, cuando creatividad viene precisamente de “crear” y si creamos cuantos observamos según la física cuántica ¿no es por tanto toda nuestra percepción del universo una creación mental? ¿y no es esto pura filosofía?

    Afirmar que creatividad, arte, ciencia o filosofía, que racional e irracional, son cosas separadas es solo producto de una percepción muy limitada de la propia realidad, los muros del intelecto elevados a “verdad absoluta”, es por esto que volviendo al amigo Einstein, él afirmaba sin rubor que: ” El intelecto es un fiel sirviente pero la intuición es un regalo divino, en esta sociedad hemos idolatrado al sirviente y despreciado el regalo” Además de exponer en no pocas ocasiones como sus descubrimientos más geniales fueron producto de inspiraciones e intuiciones absolutamente irracionales y que su intelecto simplemente servia para trasmitir estas de forma practica a los demás. Podemos ver que ciencia y arte pueden ser lo mismo, pero esto es válido sobre todo para la vanguardia, para los “creadores” de caminos y no para los mediocres seguidores de dogmas de los que la historia está repleta, es por esto que practicamente la inmensa mayoría de los “iluminados” que avanzaron en el conocimiento científico no solo hablan de la intuición y la creatividad como base de su obra científica, si no que al menos en un principio ( y a veces hasta el final) sufrieron de una fuerte oposición por parte del pensamiento dogmatico de la mayoría predominante.

    La primera persona que sugirió la existencia de microorganismo invisibles a simple vista como causa de las infecciones postoperatorias y que propuso y promovió la desinfección del material quirúrgico como prevención de las mismas, fue tomado por loco y estupido por sus coetáneos científicos, precisamente porque su teoría estaba basada en un hecho indemostrable en ese momento, en una absoluta especulación producto de su intuición, pues esto fue anterior a la existencia del microscopio y por tanto no existía ni la sospecha de la existencia de la microfauna, aún así esta persona basándose en su especulación argumentada, sin bases científicas demostrables pues el fenómeno de las muertes se podía atribuir al simple azar (o a los espíritus malignos) y de hecho así se hacía, acertó en su teoría especulativa basada en nada observable. Hay cientos de ejemplos similares en la historia de todas las ciencias y con todo esto, lo que quiero decir en definitiva, es que no se puede avanzar basándose solo en el conocimiento estrablecido, en los límites de lo conocido, ni atrapado en el dogma, solo dando un paso hacia lo desconocido, hacia el vacío, se puede descubrir o crear algo nuevo, sólo tentando la posibilida de errar podemos acertar, y esto es válido tanto para la ciencia como para la vida misma, precisamente porque ambas no son cosas separadas, por mucho que algunas mentes no sean capaces de ampliar su visión hasta ese punto y es esto precisamente el arte de la ciencia, del cual el intelecto es solo la parte funcional/practica y la inspiración, la creatividad y la intuición su esencia y fundamento más importante.

    “El misterio es la cosa más bonita que podemos experimentar. Es la fuente de todo arte y ciencia verdaderos”.

    Albert Einstein

  2. Hola amigos, me parece interesante muchas críticas que me hacéis, la del chimpancé es muy acertada, tiene toda la razón esta persona, no descendemos de estos homínidos, sino que somos dos ramas que proceden de un antecesor común. Sin embargo yo no afirmo que esa característica de la forma del cráneo que se da en los neonatos de chimpancé, esta anticipando lo que vendrá después exactamente. Como si fuera un boceto del desarrollo de un posible ser inteligente, puesto que la naturaleza y la evolución no hace planes de futuro. Solo se trata de un fenómeno curioso que me fascina. Y aunque el Homo sapiens no ha evolucionado a partir de un chimpancé, si no que somos ramas divergentes de otros primates. La cuestión es que se da ese fenómeno en varios homínidos, caballeros, eso es lo interesante.
    Sobre la cuestión que se discute sobre mi autoría en biología y evolución, es mi deber expresar que soy artista y diseñador, y que como naturalista soy autodidacta, me he forjado a mi mismo. Si a alguien esto le molesta, lo siento, pero creo que estoy en todo el derecho de estudiar y analizar los misteriosos procesos de la evolución desde un punto de vista quizás nuevo, puesto que llevo trabajando 30 años diseñando todo lo imaginable para spots y Films.
    Les puedo ofrecer como dato, que he sido el diseñador conceptual que ha diseñado con el creativo Toni Milanes uno de los spots con más presupuesto del panorama audiovisual nacional “el spot de lotería de navidad”. Esto no es muy científico claro, pero se pueden preguntar ¿como y por qué razón, se gastan miles de euros y lo ponen en manos de un profesional como yo? Quizás por que soy un experto en diseño, y quizás no solo en diseño de artefactos, quizás sepa algunas cosas muy interesantes sobre diseño de las formas de vida. Eso esta por ver, caballeros.
    Me interesa como la adaptación por selección natural crea las formas de vida, así como el Homo sapiens diseña artefactos. MI PASIÓN ES ANALIZAR EL DISEÑO.
    Espero que a ningún catedrático en biología le moleste mi intromisión, puesto que el mismo Darwin “estudio para vicario rural”, no tengo que justificarme, pero es para que sepan que no tengo complejos. Todo lo que puedo decir es que mi libro ” LA TEORÍA DE LOS DISEÑOS COINCIDENTES” esta en las librerías editado por “MANUSCRITOS”. Y el que quiera discutir profundamente sobre mis argumentos, le propongo que lea el libro. Y no dudo que pueda incurrir en algunos errores, como cualquier científico, si me perdonan, pero como decía DARWIN, espero que el armazón aguante.
    Creo que el respeto empieza cuando alguien conoce en profundidad las hipótesis o teorías que argumenta un investigador, aunque venda chupa-chups,o que charle amigablemente con Buenafuente o que salga en programas seudocientíficos como Cuarto Milenio. Por eso propongo, si no les importa, que lean mi libro. Mis amplios conocimientos como diseñador, quizá pueda aportar algo nuevo desde esta perspectiva como un profesional del diseño. ¡Esto es interesante! Pero tendrán que comprobarlo. Gracias por todo el interés, estoy muy agradecido por el debate, un fuerte abrazo Herikberto M.Q.
    Madrid 15 de febrero de 2013.

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: